Mercado de pilotos

Resumen de estudios de los últimos 4 años.

El mercado de pilotos sigue demandando profesionales. Varios informes de consultores indican que por los próximos 10 años la escasez será una constante.

Por lo general los pilotos se jubilan a los 65 años, aunque esto está en revisión si la necesidad –y la prolongación de la vida útil de las personas debidamente monitoreadas– así lo requiriera.

Considerando a América como continente, se podría decir que es la región con pilotos de mayor edad promedio. En particular América del Norte contaría con el núcleo de pilotos más experimentados del mundo.

Los datos concretos indican indubitablemente que los procesos de desregulación generaron una mayor demanda de pilotos y que la expansión del modelo low-cost incrementó las necesidades de profesionales de todas las especialidades aeronáuticas.

Hace unos 15 años que Europa es un polo de atracción para los pilotos profesionales jóvenes al punto de ser, según los relevamientos más serios, el continente que en promedio tiene los pilotos más jóvenes del mundo.

Las edades por regiones son las siguientes: Europa 43,7 años, Oriente Medio y África 45,7 años, Asia 45,8 años y América 48 años.

(fuente CAE en base a estudios de 2016)

Las edades por regiones son las siguientes: Europa 43,7 años, Oriente Medio y África 45,7 años, Asia 45,8 años y América 48 años (fuente CAE en base a estudios de 2016).

Desde hace unos años, tanto el Viejo Continente como Estados Unidos y Canadá están soportando la pérdida de pilotos altamente capacitados a manos de las aerolíneas de Oriente Medio y, sobre todo, Asia.

Las necesidades de las aerolíneas son mayores para el puesto de comandante y la demanda es mayor para aeronaves de fuselaje ancho. Si bien hay una gran familiaridad en las operaciones de aeronaves de un mismo fabricante, la experiencia medida en horas de vuelo –y relacionada con las edades– siempre se mantiene alta en las aerolíneas de todo el mundo. El factor determinante para la migración de los pilotos occidentales a oriente es el económico. Asia paga hasta medio millón de dólares al año –libre de impuestos– para un comandante de B787 o A350, a los que se le agrega seguros de salud, 45 días de vacaciones en cualquier parte del mundo, escuelas privadas para los hijos y un plan de jubilación atractivo.

Formación

Las mejores academias trabajan intensamente en la formación de pilotos de calidad para ocupar los puestos de primeros oficiales y terceros pilotos. Para la capacitación se incorporan cada vez con mayor rapidez tecnologías que permiten formar profesionales con un grado de realismo sorprendente. Sin embargo hay una fuerte polémica entre los reguladores de aviación sobre la formación de base de los nuevos pilotos y su capacidad para controlar los aviones en situaciones extremas. Las tendencias más recientes muestran que el vuelo tradicional de por lo menos 200 horas con patrones de vuelo clásicos, en una etapa inicial del aprendizaje es cada vez más valorado.

Los procesos de selección de las aerolíneas buscan profesionales que se amolden a sus particulares culturas, entendiendo este concepto como la forma en que cada aerolínea establece su relación laboral y las exigencias a las que deberá adaptarse el profesional novato. Por ejemplo, algunas aerolíneas buscan pilotos que acepten estar largos períodos fuera de sus hogares. Otras, prefieren tener aviadores que estén dispuestos a realizar vuelos cortos casi cotidianos.

Varias aerolíneas están promoviendo la incorporación de mujeres como pilotos. Algunas lo hacen como parte de una acción de marketing que muestra la apertura mental que tienen ante los cambios sociales, pero la tendencia en general es la de aceptar y hasta promover cabinas mixtas o totalmente femeninas. Los números globales muestran que las mujeres no llegan al 5% del total de pilotos en las aerolíneas, pero la cifra está creciendo y el cambio está claramente en marcha.

Números de la demanda

Como es de imaginar, la planificación de las futuras tripulaciones es a mediano plazo. Para 2027 se estima que se necesitarán unos 200.000 profesionales para ser nuevos comandantes y casi 300.000 primeros oficiales. La cifra total que proyecta Boeing para 2036 se ubica en los 637.000 pilotos (además de 650.000 técnicos y 839.000 auxiliares de abordo).

El promedio de pilotos por avión, considerando el mercado global, es de 10 pilotos por avión para una aeronave regional (100 pasajeros y operación en rutas cortas), 11 pilotos para una aeronave típica low-cost (100 y 220 pasajeros para vuelos de entre 4 y 6 horas de vuelo) y 16 aviadores para aviones de fuselaje ancho (más de 220 asientos para vuelos de 10 a 15 horas non-stop).

El promedio de pilotos por avión, considerando el mercado global, es de 10 pilotos por avión para una aeronave regional (100 pasajeros y operación en rutas cortas), 11 pilotos para una aeronave típica low-cost (100 y 220 pasajeros para vuelos de entre 4 y 6 horas de vuelo) y 16 aviadores para aviones de fuselaje ancho (más de 220 asientos para vuelos de 10 a 15 horas non-stop).

El informe de CAE[1] pondera que hace pocos años un copiloto mantenía su puesto entre 8 y 10 años antes de ascender a comandante, pero hoy la media de tiempo como primeros oficiales se ha acortado considerablemente. Se atribuye esta disminución en los tiempos a una combinación de necesidad y nuevas modalidades de capacitación.

“Esta curva de aprendizaje de los pilotos implica una presión adicional sobre el sistema de entrenamiento actual. Entrenar dentro de los nuevos estándares en el tiempo asignado se está convirtiendo en un desafío”, dice un informe de CAE. Ante ese escenario, la necesidad de entrenamiento correctivo está aumentando y el diseño de actualizaciones de los procesos de entrenamiento conocidos como “recurrent training” son ajustados constantemente. El mismo informe también pone el acento en un punto clave al señalar: “Aunque el entrenamiento correctivo es una táctica de mitigación válida y necesaria, impacta en las operaciones a medida que los pilotos son retirados del vuelo de línea para someterse a entrenamiento adicional, por lo que se hacen necesarias nuevas técnicas que puedan asegurar la preparación del piloto y mejorar la efectividad de la capacitación”.

Un aspecto importante a tener en cuenta es el abastecimiento de pilotos a las aerolíneas. Tomando cifras de 2016 en base a 20.000 pilotos, los tripulantes que ingresaron a volar en transporte serían: de academias enfocadas a formar pilotos para las aerolíneas, 6.500; de universidades, fuerzas armadas o seguridad y aviación corporativa 3.000; escuelas de vuelo pequeñas y aeroclubes 10.500. En la comparación entre 2012 y 2016 los números demuestran tendencias, a saber: aumentaron los pilotos formados en academias que abastecen a las aerolíneas en un 60%; los formados en universidades, fuerzas armadas y aviación corporativa disminuyeron en un 25% y los forjados en pequeñas escuelas y aeroclubes se mantuvieron constantes. Otro dato importante es que de las academias que forman pilotos específicos para las líneas aéreas el 90% son tomados por ellas, en el caso de los pilotos corporativos, de universidades y fuerzas armadas son pocos los que ingresan en las aerolíneas, mientras que un 70% de los pilotos que se desarrollaron en pequeñas escuelas y aeroclubes ingresan en la aviación de transporte para hacer carrera allí.

[1] CAE es una de las empresas de capacitación profesional aeronáutica más importantes del mundo, que trabaja con más de 300 aerolíneas y entrena a miles de pilotos al año.
Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia