El nuevo H145 hace cumbre en el Aconcagua

Se posó en la cima, a 6.962 metros, a las 13.45.

El H145 hace cumbre. Foto: Anthony Pecchi, Airbus.

El nuevo H145 aterrizó el 25 de septiembre pasado en la cima del Aconcagua a 6.962 metros. Se trata de la primera vez que un helicóptero bimotor aterriza a esa altitud, confirmando el rendimiento del nuevo H145.

La aeronave despegó desde Mendoza, Argentina, voló 30 minutos hasta el pie del Aconcagua, y concretó su ascenso en condiciones extremas a poco de comenzar la primavera en el hemisferio sur. El helicóptero alcanzó la cumbre a las 13.45 horas, luego de ascender durante 15 minutos. En el trayecto se registraron temperaturas de -22º C.

Al mando de la aeronave estuvo el piloto de pruebas Alexander Neuhaus, acompañado por el ingeniero de pruebas en vuelo Antoine van Gent.

“Tuvimos que mantenernos concentrados en la misión debido a los fuertes vientos, con ráfagas de hasta 30 nudos, turbulencias y a una densidad de aire muy baja. Las cualidades de vuelo del nuevo H145 son excelentes”, declaró Neuhaus, de Airbus Helicopters.

Este vuelo de pruebas recibió el apoyo de la Fuerza Aérea Argentina, que proporcionó apoyo aéreo con sus helicópteros Lama; la Patrulla de Rescate de Alta Montaña de la Policía de Mendoza, que ofreció un plan de contingencia; el Parque Provincial Aconcagua, que facilitó las operaciones y la logística y Helicopters AR, un operador local con más de quince años de experiencia de vuelo en la Cordillera con un helicóptero Airbus H125.

Volar en altitudes extremas es un verdadero problema para cualquier aeronave y mucho más si esa aeronave es un helicóptero. En ambas situaciones, la mayor dificultad a vencer es la densidad del aire, aunque también hay otros inconvenientes, como por ejemplo la temperatura. La densidad del aire al nivel del mar es de 1.225 kg por metro cúbico y a medida que asciende por encima del nivel del mar la densidad del aire comienza a disminuir. Para decirlo de un modo sencillo, es como si cada vez hubiera más vacío y menos densidad en donde pueda “engranar” el ala rotativa que es el rotor que da sustento al helicóptero, y cuanto más peso se deba elevar más difícil es sostenerlo a ciertos niveles de vuelo. Para alcanzar las altitudes que se han logrado con helicópteros a lo largo de la historia se necesitan motores muy poderosos y rotores más grandes y livianos. Por eso alcanzar la cumbre del Aconcagua, aterrizar y despegar es una hazaña.

La cima de la Cordillera de los Andes no es la única conquistada por un helicóptero de Airbus ya que el 14 de mayo de 2005, el piloto Didier Delsalle posó un H125 en la cima del Everest.

El 4 de noviembre de 1971, un Sikorsky A CH-54A “Tarhe”, una aeronave pesada y específica para trasportar enormes cargas externas, logró ascender hasta 11.010 m, en vuelo sin carga y sin aterrizar. Al año siguiente, el 21 de junio de 1972, un helicóptero monomotor de Aerospatiale, antecesora Eurocopter y Airbus Helicopters, el legendario “LAMA” SA-315B, alcanzó los 12.142 m de altitud –sin carga de pago–, lo que fue una proeza para la época. El 26 de agosto de 2012, en el transcurso del Decimocuarto Campeonato Mundial de Helicópteros, el equipo de vuelo de la Planta de Helicópteros Mil de Moscú (forma parte del holding “Helicópteros de Rusia”) estableció con el Mi-38 OP-2 en la clase E-1h (categoría de FAI) para los helicópteros con peso máximo de despegue entre 10.000 y 20.000 kg, el record de vuelo al llegar a los 8.620 metros sin carga, algo inédito para tan pesada aeronave. Antes, el 10 de septiembre de 2010, en el Centro de Prueba en Vuelo de la Planta de Helicópteros Mil, de Moscú, se había establecido el record mundial de la altura con una carga de 1.000 kilogramos al llegarse a los 7.895 metros y, con 2.000 kg, a los 7.020 metros. Como resultado, la elevación generada por los rotores de helicópteros depende de varios factores, y la densidad del aire es uno de ellos.

Antes de comenzar la campaña de pruebas de gran altitud en América del Sur, el nuevo H145 ya había realizado varias campañas de ensayos, como la desarrollada en España para las pruebas a una altitud media y en Finlandia para el clima frío. Los dos prototipos H145 de cinco palas han registrado ya más de 400 horas de vuelo con vistas a la certificación de la European Aviation Safety Agency (EASA) que tendrá lugar a principios de 2020. Luego se espera lograr la certificación de la Federal Aviation Administration (FAA).

La nueva versión del H145, el helicóptero ligero bimotor éxito de ventas, se presentó en marzo en la Heli-Expo 2019 en Atlanta. El nuevo rotor de cinco palas del H145 aumenta significativamente su rendimiento general, elevando a 3.800 kg el peso máximo al despegue e incrementando su carga útil, que ahora equivale al peso vacío de la aeronave.

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia