El avión eléctrico de Rolls-Royce

Buscan batir el récord de velocidad.

El ACCEL, un proyecto eléctrico de Rolls-Royce: Foto: Rolls-Royce

Las ambiciones de Rolls-Royce presento el avión con el que piensa batir récords en el aeropuerto de Gloucestershire.

El avión, que volaría a fines de la primavera boreal, se encuentra en el momento decisivo de integración de un innovador sistema de propulsión eléctrica que lo potenciaría para alcanzar los 480 km/h.

El avión es parte de una iniciativa de Rolls-Royce en pos de la electrificación del vuelo. El proyecto reúne a varios socios, incluido el fabricante de motores eléctricos y controladores YASA y la empresa de aviación Electroflight. La mitad de la financiación del proyecto es proporcionada por el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), en asociación con el Departamento de Negocios, Energía e Estrategia Industrial e Innovate del Reino Unido.

Rob Watson, Director de Rolls-Royce Electrical, dijo: “Construir el avión totalmente eléctrico más rápido del mundo es nada menos que un cambio revolucionario en la aviación, estamos encantados de presentar el avión del proyecto ACCEL. Este no es sólo un paso importante para batir un récord mundial, sino que también ayudará a desarrollar las capacidades de Rolls-Royce y garantizará que estemos a la vanguardia del desarrollo de tecnología que pueda desempeñar un papel fundamental para permitir la transición a una economía global baja en carbono”.

También se dio a conocer la célula ionBird, llamada así por la tecnología eléctrica que impulsa el avión. El ionBird se usará para probar el sistema de propulsión antes de que esté completamente integrado en el avión. Las pruebas planificadas para los próximos dos meses incluyen el funcionamiento del sistema de propulsión a plena potencia, así como los controles clave de aeronavegabilidad.

ACCEL tendrá el paquete de baterías más potente que se haya ensamblado en un avión, con el objeto de proporcionar una energía equivalente a la necesaria para iluminar 250 hogares.

ACCEL tendrá el paquete de baterías más potente que se haya ensamblado en un avión, con el objeto de proporcionar una energía equivalente a la necesaria para iluminar 250 hogares o volar la distancia de Londres a París (200 millas náuticas) con una sola carga. Las 6.000 celdas que posee están empaquetadas para minimizar el peso y maximizar la protección térmica, además de contar con un sistema de enfriamiento avanzado garantiza un rendimiento óptimo.

La hélice es impulsada por tres motores eléctricos axiales de alta densidad de potencia y, en comparación con un avión convencional, las palas de la hélice giran a bajas RPM para ofrecer una conducción más estable y mucho más silenciosa. El avión tendrá continuamente más de 500 caballos de fuerza disponibles para el vuelo en que se intentará romper el récord de velocidad. Durante la ejecución del vuelo, el sistema de propulsión totalmente eléctrico brindará potencia con un 90% de eficiencia energética y, claro está, cero emisiones.

El proyecto ACCEL es sólo una de las formas en que Rolls-Royce está desarrollando energía con menos carbono. Esto incluye asociarse con Airbus en el proyecto de demostración de tecnología E-Fan X, que es un paso importante hacia los aviones comerciales eléctricos híbridos a la escala de la familia de pasillo único de hoy. El fabricante de motores de aviación inglés, entre otras cosas, también trabaja con Widerøe, la aerolínea regional más grande de Escandinavia, en un programa conjunto de investigación sobre aviación con cero emisiones. El programa es parte de la ambición de la aerolínea de reemplazar y electrificar su flota regional de más de 30 aviones para 2030.

 

 

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia