El Registro Nacional de Aeronaves: otro símbolo del deterioro reinante

Opiniones al rojo vivo.

“El instinto dicta el deber y la inteligencia da pretextos para eludirlo”. Marcel Proust.

La noticia relativa a los atrasos en el Registro Nacional de Aeronaves, publicada en la Semana Aeronáutica del 23 al 30 de junio, parece haber abierto una verdadera Caja de Pandora, pues desde entonces Aeromarket ha recibido innumerables llamadas de empresarios, aeroclubes y particulares que ratifican el cuadro de situación. Todos expresan más o menos lo mismo: que el Registro está virtualmente paralizado y que esa parálisis contrasta con el dinamismo que siempre caracterizó a la repartición.

Frente a esto Aeromarket decidió ponerse en contacto con los principales gestores que a diario trabajan con el Registro y conocer de primera mano sus experiencias sobre el problema. Se llamó a  siete profesionales y, dadas las coincidencias, se resumieron sus argumentos en 4 respuestas.

Primera pregunta:

¿Cuánto es el tiempo promedio que está demorando un trámite actualmente en el Registro?  

(Respuesta 1): En estos momentos no estoy haciendo tantos trámites en el Registro así que no puedo referirme a un «promedio», pero si puedo asegurar que están tardando mucho más. Por ejemplo, para lo que antes demoraba cinco días hábiles, hoy es quince días como mínimo y con suerte, pero en general es mucho más.

(Respuesta 2): Es necesario que los trámites sean más rápidos, pediría aceleración, coherencia  y responsabilidad. Hoy el tiempo de demora para cualquier trámite es de entre un mes y un mes y medio.

(Respuesta 3): Diría que la demora promedio va de uno a dos meses, no es lo mismo pedir un simple informe que presentar un trámite complejo. Ojo, esto es un promedio, ya que hay trámites que demoran más de dos meses.

(Respuesta 4): El tiempo promedio de demora está en cuarenta y cinco días a dos meses.  Por supuesto, cada trámite es diferente no sólo por la naturaleza de la operación a registrar (matriculación, transferencia, inscripción de contratos) sino por los diversos instrumentos jurídicos que la conforman o perfeccionan, pero las demoras nunca son inferiores a un mes.

Segunda pregunta:

Comparativamente con el pasado ¿cuánto y cuándo ha empeorado o mejorado la gestión del Registro?

(Respuesta 1): La situación se modificó sustancialmente cuando se fue el jefe de Registro anterior. Hoy por hoy el principal problema es que no hay una conexión directa con el Registro. Sólo está habilitado el mail y no se sabe cuándo van a responder. Antes, al menos tenías un WhatsApp y el jefe de Registro te contestaba algo. Se ocupaba.

(Respuesta 2): Los tiempos en la actualidad son diversos. Cuando se solicita un Certificado de Dominio o Informe, puede tardar hasta 34 días. Estas solicitudes afectan al usuario en el caso de inicio de transferencia o al potencial comprador. En el Certificado, la demora retrasa la transferencia y en el Informe, la demora afecta la definición de la operación. Respecto a las rogatorias del Certificado de Dominio, considero que se tendrían que ingresar directamente con la documentación para inicio de transferencia, una vez solicitada, puesto que es un trámite que demoran desde el Registro. ¡Antes lo teníamos como máximo en dos días!                               

(Respuesta 3): Para mí la mejor gestión fue la de Hernán Gómez; también alguien que hizo mucho para mejorar el sistema fue Eduardo Miño. Siempre hay rachas, el tema es que cada vez que cambian de jefe se empieza a demorar todo y pueden salir con trabas nuevas. De catorce abogados, con Miño, trabajaban dos: Miño y Leopoldo Silva, que te contestaban hasta sábado y domingo.  Y el resto casi nulo.  Hoy con cambio de sede y cambio de jefe no sale casi nada.

(Respuesta 4): El Registro ha pasado por diversas etapas, la última claramente se inició con la creación de la ANAC y arrancó con una gestión que podríamos decir que para la Argentina fue ejemplar. Anduvo realmente muy bien durante años, diría que fue una etapa de más de diez años, con indiferencia o independencia de quienes fueran las autoridades políticas de la ANAC. La gestión empeoró marcadamente desde que renunció o fue desplazado el último jefe, Eduardo Miño, que mantuvo un ritmo igual o superior al de los jefes anteriores, incluso en pandemia. Es evidente que ahí se produjo un quiebre, no sólo porque desapareció un funcionario que trabajaba mucho y conectaba con los usuarios, sino porque su alejamiento, por la causa que haya sido, dejó a la vista una interna brutal, con denuncias y miserias. Ahí respondo cuándo empezó este problema. ¿Cuánto ha empeorado? Muchísimo, al punto que el Registro no tiene nada que ver con lo que era. Es una vergüenza, porque es la misma gente, que parece haber optado por hacer la plancha. No trabajan al ritmo que deberían hacerlo y, para colmo, traban los pocos trámites iniciados.  

 

Tercera pregunta: 

¿Dónde o cómo se obstruye el proceso?

(Respuesta 1): El principal problema es que no hay un equipo de trabajo y además, cada día son menos personas afectadas al Registro. Y, según dicen, habría problemas internos, no hay «equipo».  En algún momento trabajaban muy bien, con plazos muy cortos, que además se cumplían.

(Respuesta 2): Tuvimos una notoria mejora en la gestión con la administración del Dr. Eduardo Miño donde se lograron avances con la anulación de las inscripciones de motores y hélices, la aceptación de los Informes de Anotaciones Personales, el uso del TAD (sistema Trámite a Distancia), el convenio entre ANAC y Aduana. El proceso se obstruye en la burocracia de la que hacen «gala» más de un Abogado del RNA, que se llaman «de carrera», el poco criterio que aplican convirtiéndose en máquinas de «NO HACER» y el apego a normativas obsoletas.  

 

        

(Respuesta 3): En mi opinión es porque no trabajan, son unos pocos a comparación de otros departamentos como Trabajo Aéreo, donde presento algo y al otro día suele estar firmado. Un ejemplo: hoy para poder hacer una transferencia sí o sí yo debo pedir un certificado de dominio para poder comenzar con la presentación de los documentos de fondo. Si tardan un mes para otorgar este certificado –como están tardando– todo se demora por lo menos el mismo tiempo, porque recién a partir del momento de la entrega del certificado se podría comenzar a redactar el boleto de compraventa, por ejemplo.

Los certificados de dominio son el primer documento que se debe solicitar para poder presentar una transferencia. Tengo muchos  presentados sin contestación hace dos meses, lo que me impide iniciar los trámites porque no puedo siquiera iniciar el expediente. Esto hace que luego de dos meses pueda presentar la documentación y ahí dos meses más para que te respondan si hay observaciones. Es decir que una transferencia puede llevarte como mínimo cinco meses, lo que es una locura porque  mucha gente compra la aeronave para trabajar.  La inscripción de contratos de utilización tiene la misma tardanza. Estos contratos por lo general se celebran para afectar los aviones a empresas de transporte aéreo o de trabajo aéreo o a centros de instrucción. Si los contratos no se inscriben, los aviones no se pueden afectar y las empresas no los pueden utilizar. Con las matriculaciones sucede exactamente lo mismo, porque se verifican pases internos que sólo provocan más demora, cada pase entre dependencias administrativas representa un mes o más de demora. 

(Respuesta 4): Quizá sorprenda mi respuesta. Los procesos o los trámites no se obstruyen en ningún punto en particular, en ningún funcionario en particular. Los trámites se obstruyen antes siquiera de que se inicien, porque la actitud de los registradores ha cambiado 180 grados. Despachan los trámites a cuentagotas y con retrasos de semanas o meses. Ellos le dirán que es un “procedimiento interno de asignación de trabajo” o cualquier sarasa similar, lo cierto es que han armado algo que no funciona y que contrasta con ellos mismos, porque no eran así, sino muchísimo más eficientes y expeditivos. 

Cuarta pregunta:  

¿Cuántos de los problemas existentes se pueden atribuir a la pandemia?

(Respuesta 1): —Posiblemente la pandemia agudizó algunos inconvenientes. También la mudanza, porque me comentaron que mucha documentación se remitió al archivo, en Ezeiza. Pero lo peor no pasa por ahí, sino por la falta de coordinación en el trabajo. Y porque dicen que son muy pocos.

(Respuesta 2): — En realidad la pandemia dejó al descubierto un mal que hace años afecta a la Administración, donde los empleos se otorgan políticamente sin la capacitación que amerita la responsabilidad de dirimir sobre el espacio aéreo de la República, afectando toda actividad aérea, al trabajo regional, escuelas, actividad de los aeroclubes, actividad deportiva, etcétera.

(Respuesta 3): Con la pandemia el Registro se ha vuelto un desastre. Para colmo están los expedientes viejos, los que se iniciaron antes de la implementación del sistema Trámite a Distancia (TAD) porque deben ser desarchivados. Y como nadie se ocupa de eso, hay trámites demorados desde hace dos años.

(Respuesta 4): La pandemia es una excusa. Es la mentira más grande del mundo. Lo de la pandemia pudo haber funcionado como excusa en marzo, abril o mayo del 2020, pero no ahora, porque todos estamos acostumbrados a esto que se llama “nueva normalidad”.  Hoy nadie le puede echar la culpa a la pandemia, es una excusa de mediocres que encontraron ahí el argumento perfecto para rascarse o bien hacer lo menos posible.  Eduardo Miño, el último jefe de Registro, se comió toda la pandemia de cabo a rabo, no obstante despachaba los trámites en sábado y domingo, iba a San Fernando a entregar certificados, te los daba en el centro de CABA porque la ANAC estaba cerrada. Para los usuarios del Registro, la pandemia no se sintió o no se sintió tanto. La cosa es que Miño renunció o lo rajaron, para el caso es lo mismo, y el Registro se vino abajo. Pero no es en absoluto por la pandemia, ni por el trabajo desde la casa, ni siquiera por la mudanza que ha sufrido la ANAC. Cuando no hay ganas de trabajar, todo argumento viene bien, todo es una excusa.  Eso es lo que está pasando. 

Quinta pregunta:

¿Qué tipo de trámites tienen más dificultades?

(Respuesta 1): No tengo elementos comparativos en estos tiempos. Sólo he realizado algunas transferencias y contratos de locación.

(Respuesta 2): Los trámites que presentan más dificultad están relacionados directamente al Registro pero no dejemos de lado lo que es el Departamento Aviación General, Control Educativo, Infraestructura y Aeródromos …                                                                                                         

(Respuesta 3): El tema es evidentemente el Registro de Aeronaves, porque los retrasos no se ven tan gravemente en otras áreas. Trabajo Aéreo hoy podría ser considerado el mejor departamento que funciona en la ANAC. Por ejemplo, si se presenta una renovación de Anexo 1 (afectación de pilotos) o Anexo 2 (afectación de aeronaves) tardan menos de 24 horas en responder. Para lo que es hoy la ANAC se puede decir que trabaja muy bien. Lo mismo pasa con otros trámites, entonces queda claro y en evidencia lo que está pasando en el Registro. Los aviones a medio transferir o a medio matricular provocan legalmente muchos grises en responsabilidades civiles, comerciales y operativas.

(Respuesta 4)  Todos. No te puedo decir que unos tengan más atraso que otros, están todos igual de parados o igual de demorados. No es un problema de dificultad de trámite, es un problema de desconexión del Registro con los usuarios.

Sexta pregunta:

¿Quiénes serían los que menos voluntad exhiben en el proceso?

(Respuesta 1): Personalmente he obtenido buena actitud y trabajo de parte de (menciona el nombre de una funcionaria). Pero (menciona a un funcionario) que es o está demasiado reacio a contactar directamente con los usuarios, por lo tanto una pregunta puede demorarse muchísimo. El (nombrado) funcionario es un abogado que está desde hace muchísimo en el Registro, estuvo al lado de todos los jefes anteriores, incluidos Miño y Gómez. Aprendió muchísimo y realmente creo que sabe. Pero en esta etapa no se relaciona con el público.

(Respuesta 2) Los que menos voluntad tienen en todo este proceso son aquellos que, aun teniendo estudios universitarios, no empatizan con la necesidad del usuario. NO se trata de evadir las normas ni leyes, sólo que sería más provechoso si se «aggiornaran» a los tiempos actuales. Es elemental que sobre todo en el Registro unifiquen criterios en el procedimiento. En definitiva parece que la ANAC está «administrada» por personas que no saben, no quieren y no tienen la vocación del vuelo, no asumen su responsabilidad, tal vez sean unos oportunistas que lucran con los cargos que políticamente les otorgan y en algunos casos se convierten en inoperantes con miedo. 

(Respuesta 3): Para los profesionales la situación es desastrosa, porque en general cobramos por trámite finalizado. Con sólo pensar en la inflación reinante … lo que significa cobrar a cinco, seis o siete meses. No es difícil imaginar lo que puede tardar un avión con matrícula cancelada cuyo dueño ha fallecido. Vender ese avión puede ser un trámite en el que se pierde un año como mínimo.  Es el Triángulo de las Bermudas (SIC).

(Respuesta 4): Estimo que acá no hay un responsable individual, son todos responsables. No hay un “monje negro”, quizá pueda haber cierto vedetismo de tal o cual, pero nada más. Lo que pasa es que acá hay un equipo de trabajo que perdió la empatía con los usuarios. No interesa saber por qué pasó, bien pudo ser la consecuencia de “las roscas” y/o rivalidades internas, lo único cierto y clarísimo es que se olvidaron del usuario, no les interesa lo que padece quien necesita el trámite. Yo creo que acá se ha producido una pérdida generalizada de la actitud de servicio que alguna vez tuvieron. Para mí, los empleados o funcionarios del Registro son de los más profesionales de la ANAC, con larguísimas trayectorias. Saben hacer las cosas, saben los temas de fondo, tienen experiencia porque lo han visto todo. Es más, voy a señalar algo muy importante y es que no son corruptos, son tipos honestos, eso es muy importante. Pero para que la cosa fluya no sólo tienen que ser honestos y técnicos, tienen que ser empáticos, tienen que conectar. Yo creo que no tienen la más mínima idea del daño que causan con sus demoras, que en definitiva denotan falta de compromiso con la gente, no sólo con quienes llevamos trámites, sino con los usuarios que hay detrás.

 

© Aeromarket. Permitido reproducir citando fuente.
Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia