MAVERIC: el ala voladora de Airbus

Un modelo a escala para pensar el futuro.

Computer rendering by FIXION - Photo by dreamstime.com. Airbus image.

En el Singapore Airshow 2020, que termina el próximo domingo, Airbus presentó un modelo conceptual a escala denominado MAVERIC, (Model Aircraft for Validation and Experimentation of Robust Innovative Controls, por su sigla en inglés), que es un avión que sigue los lineamientos de lo que se conoce como “ala voladora”.

Con medidas de 3,2 metros de ancho, 2 metros de largo y una superficie de aproximadamente 2,25 m², el disruptivo diseño del MAVERIC tiene como objetivo alcanzar una reducción en el consumo de combustible de hasta en un 20% respecto de los actuales aviones de pasillo único.

La configuración de “ala volante” también abre nuevas posibilidades para el tipo y la integración de sistemas de propulsión, como así también a una cabina que promete una nueva experiencia de vuelo para los pasajeros a bordo.

El demostrador tecnológico MAVERIC fue lanzado en 2017, pero sus vuelos comenzaron recién en junio de 2019 y seguirán a lo largo de 2020.

“Aunque no hay un cronograma para su entrada en servicio, este demostrador podría ser fundamental para lograr un cambio en las arquitecturas de aviones comerciales para un futuro ambientalmente sostenible para la industria de la aviación” dijo Jean-Brice Dumont, EVP Engineering Airbus.

Airbus está utilizando sus fortalezas y capacidades centrales de ingeniería y fabricación, en estrecha colaboración con un ecosistema de innovación extendido, para acelerar los ciclos tradicionales de investigación y desarrollo. Al hacer esto, Airbus es capaz de lograr pruebas de conceptos, a una escala y velocidad adecuados de modo que permita avanzar con resultados que generen valor a sus desarrollos futuros.

A través de AirbusUpNext, un programa de investigación, Airbus está trabajando actualmente en varios proyectos de demostración en paralelo. El E-FAN X (propulsión híbrida-eléctrica), fello’fly (vuelo en “formación” en forma de V) y ATTOL (despegue y aterrizaje de taxis autónomos) son algunos de ellos.

La idea de ala volante no es nueva. En teoría ese diseño es más eficiente aerodinámicamente por presentar una menor resistencia y una alta eficiencia estructural para una profundidad de ala dada, lo que eventualmente llevaría a contar con una aeronave más liviana, estructuralmente fuerte y de una alta eficiencia en materia de consumo de combustible.

Las desventajas radican, y así se han frustrado varios intentos a lo largo de la historia, en que los modelos probados resultan ser inestables y difíciles de controlar por el cabeceo y la guiñada de los modelos que se han probado. En otras palabras, hasta ahora ha sido imposible conciliar las ventajas con los inconvenientes derivados.

Esta vez, en manos de Airbus, es posible que la conciliación de lo que no se pudo hasta ahora se logre para la aviación del mañana.

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia