Habemus administrador

Ante la llegada del doctor Gustavo Marón a la ANAC • Por Paco Falabella*

En la tarde de ayer, después de 45 días de la asunción del Presidente Javier Milei, el doctor Gustavo Marón fue presentado como virtual titular de la Administración Nacional de Aviación (ANAC).

Como sucede con todos aquellos que asumen responsabilidades públicas, surgen ciudadanos con opiniones favorables y de los otros, que por lo general tienen un enorme caudal de tiempo para criticas que es inversamente proporcional a la paciencia que todo funcionario merece.

Es oportuno detenernos un momento en este punto, en los cuestionadores precoces. Cuando existía el Comando de Regiones Aéreas (CRA) la aviación civil estaba administrada por la Fuerza Aérea Argentina y personal que eran asignados a ese comando, en el cual también trabajaban varios civiles familiares de militares. Cuando se formalizó la creación de la ANAC, pasaron por el cargo de administrador un exgobernador que tenía pánico a volar, el hijo de un intendente, un CEO de una empresa de medicina que fue reemplazado por un inspector de la Ciudad de Buenos Aires, culminando la historia reciente con una licenciada en Relaciones Internacionales cuyo antecedente fue ocupar un escritorio en el Ministerio de Economía, más específicamente en lo que en ese momento era la Subsecretaria de Transporte Aéreo. Quiero ser preciso en subrayar que, aunque no me corresponde observar sus pergaminos profesionales, sí me es posible discernir que su vínculo con el medio aeronáutico ha sido de una labilidad alarmante que no podía resultar en otra situación que el desgraciado presente de la Aviación Civil Argentina.

Ante esos antecedentes tan palpables como frescos en el inconsciente colectivo, no cabe más que alegrarse ante la designación de un administrador que viene precedido por un expertise forjado dentro de nuestra querida Aviación Civil Argentina, y horas de vuelo del lado del usuario en el mostrador de la autoridad aeronáutica que supimos (o no) conseguir.

La verdad, es que aquellos que sumamos décadas en la aviación argentina y somos productivos en este mercado pequeño y oprimido, nos conocemos unos a otros, por lo que huelga detenerse a comentar libelos pueriles de denunciadores seriales sin firma, y tal vez sin nombre, responden a oscuridades. Sin embargo, me pregunto, casi como si me dispusiera a contar una anécdota en una mesa de pilotos esperando una mejor condición meteorológica para despegar: ¿Cómo se hace para tener oficio de valor en la aviación sin haber pertenecido al medio y estar relacionado con él? ¿Cómo entender el padecimiento de un técnico, piloto y/o propietario de aeronave si no se ha sufrido en carne propia la ineficiencia y desidia de una burocracia fofa e indolente? La anécdota tendría una moraleja que sería más o menos así: “Si no caminaste la cancha lo más probable es que termines repitiendo los fracasos del pasado”.

Realizada la reflexión precedente, me surgen otras preguntas:

  1. ¿Podrá trabajar Marón con el escenario devastado que le han dejado?
  2. ¿Cuáles serán sus primeras acciones para establecer una política de fiscalización aeronáutica con un escenario donde el 20/25 % de su personal es específicamente técnico, un 30/40 % es casta y el 30/40 % restante es personal militante incorporado por la gestión anterior?
  3. ¿Cómo podrá hacer frente al gran problema de los resultados de la Auditoria OACI y una próxima vista de la FAA?
  4. ¿Qué esperar del accionar cuando están a la vista estadísticas de accidentes poco vista en la historia aeronáutica argentina, sobre todo en aeronaves debajo de 2 tns. y haciendo hincapié en operaciones de instrucción y experimentales?
  5. ¿Qué se podrá hacer con EANA, que promete poner en funcionamiento un nuevo terminal a la vez que exhibe una problemática operativa evidente?
  6. ¿Qué se hará con el OSRNA y la fiscalización de los aeropuertos?
  7. Con fecha de vencimiento están también varias RAAC suspendidas ¿cuándo podrá atenderse ese problema?
  8. ¿Qué pasará con recientes designaciones en que se mezcló a los capaces con los que no lo son?

Desde mi cargo de Presidente de Asociación de Pilotos de la Republica Argentina (APRA) y luego de algunas consultas internas, es importante expresar claramente dos decisiones respecto de la flamante gestión que se inició ayer:

  1. Que el doctor Marón tiene todo nuestro apoyo desinteresado para colaborar en aquello que atañe a nuestra entidad cuando lo solicite.
  2. Que no le quepan dudas que si tenemos discrepancia con alguna de sus decisiones, no dudaremos en hacérselo saber con el respeto que se merecen quienes se lo han ganado.

Señor administrador: No estamos ni estaremos en la vereda de enfrente para oponernos y poner trabas, sino para aportar, sumar y debatir cualquiera de los temas que surjan y sean de interés para nuestros miembros y la aviación civil en su conjunto. Es importante que sepa que queremos una aviación profesional y dinámica que demuestre tener una burocracia técnica inmersa en un proceso de eficiencia que, sabemos, requerirá tiempo, más allá de que hoy se cuenta con una tecnología cada vez más sorprendente para lograrla.

Le deseamos una excelente gestión, por nuestra parte tiene toda nuestra colaboración.

*Paco Falabella es piloto TLA y presidente de la Asociación de Pilotos de la República Argentina.

 

https://www.hjargentina.com/es/

Te interesará
4 Comentarios
  1. Eduardo Luis Aprea dice

    Esto es verdad «La anécdota tendría una moraleja que sería más o menos así: “Si no caminaste la cancha lo más probable es que termines repitiendo los fracasos del pasado”. es evidente que se refiere al ambiente de aviadores, Aclaro que no es mi intención crear desavenencias ni esto que voy a escribir, tampoco es una réplica, cuando comienzo a visitar las áreas operativas del aeropuerto córdoba, junio de 1967/1968, no vi a ningún uniformado, así de simple, yo ingreso y me envían a la TWR, estuve no más de dos meses, pedí ir al ACC, que estaba en el primer piso del aeropuerto, y como necesitaban un técnico en comunicaciones, la Jefatura de Operaciones, me nombran Jefe de Comunicaciones Aeronáuticas, así que tuve la oportunidad de conocer a todo el personal operativo, que resulta que con el tiempo fui descubriendo que el 70% habían sido de PANAGRA, de Pacheco Radio LPD 5 (ahí estuve por si hacía falta) otros habían estado en la Marina Mercante, etc, no había uniformados de ninguna especie, los jefes de los Departamentos habían sido Jefes de Operaciones de PANAGRA o de empresas de Aviación. La autoridad era la Dirección General de Circulación Aérea y Aeródromos, que a su vez dependia de la autoridad de aviación civil y a su vez era la que administraba a los servicios de navegación aérea, la desaparecida Dirección Nacional de Aviación Civil, que venía de la Dirección General de Aeronáutica Civil, creada en el año 1927, y que esta última dependia del Ministerio del Interior, recuerdo que entre Radiotécnicos, Controladores de Transito Aéreo y personal administrativo, eran cerca de 70 empleados, en el año 1968, llegan los secretarios de A.E.C.A. (Actual A.T.E.P.S.A.) y nos informan que ONGANIA había decido intervenir los aeropuertos y los servicios de navegación aérea, y que el interventor era un Comando de Regiones Aéreas, no le dimos importancia, y yo no tenía ninguna idea de que se trataba, en el año 1969 llegan dos suboficiales retirados, y los ubican en la planta transmisora, empezaron a surgir rumores, que nos iban a enviar personal militar, eso sucedió en el año 1973, no los dejábamos entrar, los Jefes apretados, ahora recuerdo, nos reúnen , y nos piden que los dejemos pasar, eran cabos, eso creo, y que les enseñaramos a trabajar en el ACC y en la Estación de comunicaciones Fija Aeronáutica, por que de lo contrario, iban a tomar represalias con ellos, dicho esto, se empezaron a inquietar las aguas, A.E.C.A (despues A.T.E.P.S.A.) largo una huelga en todo el país, año 1972, al tercer día, la gente de aeroparque se presentaron a trabajar, por los telegramas de despido, sigue SAEZ, nos quedamos solos en Córdoba, los telegramas de despido nos enviaban desde el Ministerio de Defensa, nos presentamos a trabajar a las cero hora del día que decidimos volver, nos reciben un grupo de suboficiales, que habían tomado el comando de todas las áreas, armados con FAL, pero, por otro lado, como no nos quedamos quietos, lo fuimos a ver al Senador Angeloz, y le entregamos un documento, que lo leyó en una sección del Senado, cuando estaba leyendo, que se debía devolver la fuente de trabajo, y que debía declarar inconstitucional, la eliminación de la Dirección Nacional de Aviación Civil, lo vemos que es interrumpido, y viene a donde estabamos y nos dice: muchachos, tuve que dejar de leer, por que me amenazaron unos individuos. Triste historia, pero muchos no tienen la pálida idea de lo que sucedió con esa intervención, y lo que vino después. Año 1983 ya se habían jubilado la mayoría de los compañeros, que eran verdaderos profesionales, quedamos en inferioridad de número, ya los aeropuertos eran bases de la aeronáutica militar, pero resulta que en ese año 1983/84 es cuando se comienza a deterior todo el sistema de Protección al Vuelo, ahí aprovechamos para iniciar , junto con APLA, A.T.E.P.S.A., y algunos del Servicio MET El Primer Congreso Nacional de Aviación Civil, año 1984. En ese año le entregamos al legislador Leonidas SAADI, un proyecto de crear la Secretaría de Aviación Civil, que fue tratada en Diputados, y fue enviada al Senado, ahí quedó archivado, como los proyectos de LEY , de acuerdo al funcionamiento parlamentario, tienen dos años de vigencia, de lo contrario se eliminan, van al archivo, hicimos el Segundo Congreso Nacional de Aviación Civil año 1986, y en ese año nos visita el Ministro de Defensa, ( el que se murió ahogado en la piscina de su casa) , nos informa que Secretaria era muy difícil, que se podía crear un Organismo específicos, y después se podía ir manejando una Secretaría, en resumidas cuentas, ni una cosa ni la otra, siguieron algunos Congresos, hasta que en el año 2006, diciembre, organizamos con el Ministerio de Defensa , el Primer Seminario de Aviación Civil, esto se realizó en el Instituto de Ingeniería del Ejército, en grupo de Córdoba, tres nos quedamos en Legislación Aeronáutica y Seguridad Operacional, los otros se fueron a Aeronavegación y a la Aviación Deportiva, al año siguiente llegan tres especialistas de la O.A.C.I. y con los resultados del Seminario Nac. de Aviación Civil, sale el Documeto Base, A.N.A.C. O.A.C.I. SITUACIÓN ACTUAL y el PROYECTO O.A.C.I. – ARG/07/803 que es donde están los objetivos inmediatos, que la A.N.A.C. debía cumplir, pero estaba el problema del personal militar , o sea que ni todos los objetivos inmediatos y mediatos se cumplieron, y hubo que esperar hasta el año 2009, para que la A.N.A.C. empezar a funcionar.

  2. Omar Ferreyra Arevalo dice

    Le deseo al Dr. Gustavo Marón el mayor de los éxitos en su gestión y me pongo humildemente a su disposición.

  3. Susana dice

    Cómo miembro de su tripulación 💪💪💪💪🇦🇷🇦🇷🇦🇷🇦🇷🇦🇷🇦🇷

  4. Osvaldo Sergio Azpeitia dice

    Para un desafío enorme, el mayor de los éxitos para el Dr. Gustavo Marón y su equipo

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia