El presupuesto para la FAA atascado

El Senado de Estados Unidos no define los fondos que la FAA busca para un plan quinquenal.

Luego de meses no se sabe si la propuesta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos pasará el Senado. En estos momentos las negociaciones en el Congreso son intensas y una de las piezas de intercambio sería el plan de financiamiento de la FAA para los próximos 5 años.

La Cámara de Representantes ha sufrido desde hace meses por este asunto luego de llegar a un acuerdo bipartidario sobre fondos para la FAA que podrían cambiar el panorama de la aviación estadounidense, pero que parecen un gasto desmedido para una nación que tiene muchos frentes económicos que atender.

Las últimas noticias dan cuenta de que el Senado intentará avanzar para finalizar la reautorización para la FAA aunque los tiempos se venzan. Según el orden habitual, el Senado no podría aprobarlo hasta el fin de semana, que sería la fecha límite para lograr un acuerdo.

El proyecto de ley para financiar los programas de la FAA  tiene más de 1.000 páginas. En él se Incluye un plan para cubrir un déficit de 3.000 controladores de tránsito aéreo, evitar la incursión de aeronaves en pistas y choques en rodaje y establecer políticas para los reembolsos de las aerolíneas. Muchas de estas ideas son intervencionistas y pesadas para el gasto público.

El proyecto de ley fue negociado por un grupo bipartidista de legisladores y debe ser aprobado tanto por el Senado como por la Cámara antes de llegar al presidente y convertirse en ley. Desde que se publicó el texto la semana pasada, los senadores han presentado muchas enmiendas, relevantes. La reautorización de la FAA, como se la conoce, es probablemente una de las últimas oportunidades para aprobar una legislación importante este año electoral.

Entre las medidas que discuten está el aumentar la edad de jubilación de los pilotos de 65 a 67 años. Las aerolíneas dicen que esa decisión les quitaría presión por la actual escasez de aviadores. Por su parte, los sindicatos se oponen.

Otro debate se cierne en torno a la decisión de abril del Departamento de Transporte que estableció una nueva regla de reembolsos de las aerolíneas, que deberán pagar en efectivo (en lugar de vales) y sin dilaciones cuando los vuelos se cancelen o retrasen.

El proyecto contempla la modernización de aeropuertos con especial énfasis en aquellos de mediano tamaño y pueden facilitar nuevas rutas y viajeros. La polémica esta en que demasiadas veces los planes de los burócratas no tienen resultados como los que se prometieron.

El financiamiento de la FAA es clave, pero el proyecto de ley es demasiado ambicioso. En pocos días se sabrá hasta dónde recibirá fondos la agencia de aviación de los Estados Unidos.

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia