¿Estamos a tiempo de salvar la Categoría 1?

Por más que se haya pospuesto la llegada de la FAA, será muy difícil alcanzar los objetivos. Los problemas son serios y variados • Luis Alberto Franco

Aunque se haya logrado que la Federal Aviation Administration (FAA) desembarque en la Argentina a finales de marzo, abril o incluso mayo, resolver los problemas de la Aviación Civil Argentina es un desafío ciclópeo.

En el pasado la Argentina tuvo el trago amargo de ser degradada de la Categoría 1 a la 2. Sucedió durante la gestión del recordado Comando de Regiones Aéreas (CRA), el 15 de julio de 2002, es decir, casi 5 años antes de la creación de la Administración Nacional de Aviación Civil. Aquella pérdida fue el correlato de una Auditoría OACI (USOAP) que relevó los datos de la seguridad en la aviación civil. Se reitera lo que afirmó ARMKT en otros artículos: Cuando llega la FAA lo hace para confirmar los datos relevados por la OACI que están en sus manos.

La decisión de rebajar la categoría según el criterio de la autoridad aeronáutica estadounidense, no se debe al estado de seguridad de una o varias aerolíneas, sino a que la autoridad fiscalizadora de una nación no ha cumplido con los requisitos mínimos internacionales de supervisión de la aviación en su jurisdicción. En esta oportunidad, la degradación, que ojalá se pueda revertir, se debe a la gestión de la ANAC en los últimos 4 años de gobierno kirchnerista.

La pérdida de la categoría tiene consecuencias importantes. Aunque las líneas aéreas del país seguirán volando sin problemas a los Estados Unidos; no se habilitarán nuevas rutas y frecuencias; las aeronaves argentinas serán inspeccionadas más frecuentemente; los talleres “FAA Repair Station” tendrán auditorías más periódicas y exigencias más estrictas; y se suspenderán los “códigos compartidos” entre compañías argentinas y estadounidenses, entre otras trabas y costos.

En 2002, el embajador norteamericano Lino Gutiérrez le comunicó al Presidente Néstor Kirchner la lamentable noticia de que la FAA había rebajado a la Argentina a la Categoría 2, y también le ofreció al gobierno la colaboración de la FAA con las autoridades de aviación civil en la Argentina para recuperar lo que se había perdido, asegurándole la revisión frecuente de los avances que se logren con tal objetivo.

Argentina recuperó la Categoría 1 en octubre de 2005. En aquella oportunidad, también fue el embajador Gutiérrez quien confirmó al Primer Magistrado la decisión de la FAA. En ese momento el alivio fue monumental porque dos semanas después se celebraría la “Cumbre de las Américas”, en la Ciudad de Mar del Plata. Nuevamente: esto sucedió mientras el Comando de Regiones Aéreas era la autoridad aeronáutica.

https://www.redimec.com.ar/

Entre la recuperación de la categoría en 2005 se transitaron otras dificultades en materia de seguridad a los ojos del mundo. En 2008, hubo una Universal Safety Oversight Audit Programme (USOAP), y, aunque la ANAC ya había sido creada, también era el CRA el responsable de la fiscalización de la Aviación Civil Argentina. En aquel momento los inspectores estuvieron en Buenos Aires del 25 de noviembre al 5 de diciembre, período en que se observaron “constataciones” a las normas y métodos recomendados, y errores en las 200 preguntas del protocolo (PQ) respondidas, sin embargo no se detectó un incumplimiento significativo de seguridad operacional (SSC) que debiera ser resuelto perentoriamente. Lo que suele suceder en esas circunstancias es que la nación con problemas presente un plan de acciones correctivas (CAP) y una estimación de tiempo en que se resolverán las constataciones y deficiencias observadas. Fue así que el 19 de enero de 2012, bajo la gestión de Alejandro Granados como administrador de la ANAC, la Argentina firmó un Memorándum de Cooperación (MOC) con la OACI que derivó en un pedido proactivo para que el organismo la audite in situ para comprobar que las deficiencias se habían superado. La visita del equipo ICVM (Coordinated Validation Mission) se concretó en la semana del 20 al 27 de marzo de 2013, y el resultado fue positivo, incluidas las 200 PQ en las áreas de LEG (Legislación Aeronáutica Básica y Reglamentos de Explotación Específicos), ORG (Organización de Aviación Civil), PEL (Otorgamiento de Licencias al Personal e Instrucción), OPS (Operación de Aeronaves), AIR (Aeronavegabilidad), AGA (Aeródromos y Ayudas Terrestres) y AIG (Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación), que pasaron de “no satisfactorias” a “satisfactorias”, lo que posicionó a la Argentina en el primer lugar entre los estados sudamericanos en el cumplimiento de las normas y métodos recomendados por la OACI.

Desde entonces hasta 2022, la Argentina estuvo a la deriva, hasta que llegó la OACI y evaluó el estado en que se encuentra la eficacia de la ANAC para cumplir con su papel en función de las recomendaciones de la OACI y el estatus que le asigna los Estados Unidos.

Como se ha dicho, la pérdida de la categoría es un enorme problema que afecta crecimiento y costos.

En el último año y medio, la OACI ha colaborado sin éxito con la gestión de la licenciada Paola Tamburelli para mejorar las “constataciones” (incumplimientos) de la Argentina conforme a los parámetros internacionales que debería cumplir, lo cual fue publicado por el organismo internacional de aviación civil dependiente de las Naciones Unidas, para que los miembros sepan cómo está cada país en materia de seguridad.

Uno de los cuestionamientos más graves que detectó la OACI está en el sistema de aeronavegación. Es justo decir que la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) realizó –aunque tardíamente– “acciones correctivas” para salir de la calificación aplazada de 37/100 relevada por la OACI, logrando una constante mejora a partir del segundo cuatrimestre de 2023, hasta alcanzar una calificación general superior al 70/100 con deficiencias en LEG, ORG, PEL, 0,6/100; OPS, 50/100; AIR, 0,5/100 AIG 0,3/100 y 20/100 AGA, con tendencias a la mejora en todas las áreas) la FAA está profundamente preocupada por cuestiones puntuales como el rediseño del TMA Baires, los AIRPROX, la capacitación del personal; además, claro, de la delicada situación de la Dirección Nacional de Seguridad Operacional (DNSO), entre otras cosas, por la baja calificación de sus responsables.

A pesar de la gravedad de la situación descripta, ARMKT sostiene que, el problema de la categoría es de segundo y hasta de tercer orden, dado el estado general de la Aviación Civil Argentina. No obstante, fuentes de este medio tienen indicios de que se está trabajando con seriedad para revertir la situación técnica, y que por los canales de la diplomacia se intenta lograr mayores plazos a medida que se avance con las imprescindibles reformas de la Aviación Civil Argentina.

El 25 de mayo de 2021 la FAA degradó a Méjico a la Categoría 2 por no cumplir con varios estándares de seguridad. Se podría decir que fue el último gran país en ser degradado. La decisión se tomó luego de que la Agencia Federal de Aviación (AFAC) fuera auditada por la OACI sin corregir sus deficiencias. Recuperar la categoría le llevó a los aztecas dos años de arduo trabajo en colaboración con consultores externos, pero aún así, los Estados Unidos continúan observando las precariedades por el atraso en materia de legislación y regulaciones aeronáuticas, y su insuficiencia aeroportuaria. Otros países llevan décadas sin recuperar el nivel de su sistema aeronáutico.

En este punto sería muy oportuno que todo el ecosistema o stakeholders, como se dice en la jerga aeronáutica internacional, apoyemos el trabajo que ya se está realizando. Cada uno puede poner su granito de arena para construir una aviación civil desregulada, pujante y segura.

https://www.hjargentina.com/es/

Te interesará
6 Comentarios
  1. Eduardo Luis Aprea dice

    Una Charla o conferencia en su despacho

  2. Eduardo Luis Aprea dice

    Si amplio la nota, es para aclarar que lo que escribí, fue por que la D.G.A.C. de Francia, le envió al señor Efrén Zapiola, Jefe del Dpto de Tránsito Aéreo del AP Córdoba (Reg Aérea Noroeste) por el año 2005/2006 , una serie de documentos, que iban a la sede la la Organización Argentina de Aviación Civil, con sede en córdoba, aquel compañero que había estado 3 (tres) años en la Delegación Argentina de la O.A.C.I., nos preguntó al grupo de la O.A.A.C. que si esa documentación había sido enviada y entregada por error a su Dpto, y estaba dirigida a nuestra sede, ésta documentación de Francia, me la entregan, por que yo estaba con el tema de la Universidad del Aire, que en el año 2007, le informe a la Ministra de defensa, y me piden hiciera una clara en su despacho, pero esto se debía efectuar si yo aceptaba ser Director del C.I.P.E. ya que el señor Loaiza se había jubilado, resulta que yo estaba jubilado, y tenía que suspender la jubilación, y por consejos de un amigo aviador, no acepte y propuse que lo nombraran a otro amigo del C.I.P.E. (EX C.I.P.E.C.A. fundado en el año 1960 por Iniciativa del P.N.U.D. “Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo, en este caso, para la aviación Civil Argentina. Pero la Documentación se la entregue lo mismo a la Ministra, y de ahí salió la Carrera Universitaria para formar Master en los Servicios de Aeronavegación (ATS-CTA-MET-LEG-etc.

  3. Eduardo Luis Aprea dice

    Para no regresar a épocas que se quería crear una Ley de Aeronáutica Civil, y no pasar por alto que la A.N.A.C. para poder crearla, dentro de un ambiente que no era muy amigable, se entiende, se tuvo que recurrir a un D.N.U. (DNU 239/2007) , aunque se dice en LEG que un DNU tiene la misma importancia que una Ley, y dentro de esta creación de la A.N.A.C. estaba planificado enviar a 90 postulantes, preferiblemente joven, a la U.B.A. para hacer una carrera de Controladores de Tránsito Aéreo y Master en Aeronavegación, no se hizo nada de esto, solo se postularon dos personas, y los servicios siguieron en manos del mismo personal, ninguno de estos fue a aquella prometida Carrera Universitaria, esto fue informado en el sitio web de la A.N.A.C. cuando fue creada, aunque como dice la nota, año 2007 siguió el C.R.A., recién en el año 2009 se había terminado de transferir del C.R.A. a la A.N.A.C. Dentro de la A.N.A.C. no se habló más de Carreras Universitarias, que eran similares a las que se cursan en la Dirección General de Aviación Civil de Francia.

  4. Omar Ferreyra Arevalo dice

    Es inconcebible que habiendo excelentes profesionales en la materia, no logremos ubicar a la persona idónea para conducir nuestra aviación civil.

  5. Osvaldo dice

    Las Auditorias son amigables las revisiones judiciales por un estrago no tanto. Esperemos corregir a tiempo

  6. Ariel Alvarez dice

    En verdad prefiero que la Argentina pase a Categoría 2 y se haga el arduo trabajo que se debe realizar para subsanar el desastre de las últimas administraciones de ANAC y EANA.
    Si solo se hace un maquillaje para pasar la auditoria de la FAA, todo va a seguir igual.
    Es increible que teniendo estos desastres de administraciones los funcionarios responsables sigan empleados en la ANAC.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia