“Esperamos que alguien diga que el ACA es ‘Patrimonio Histórico de la Nación’ y no sólo de la Provincia de Buenos Aires”.

El regreso del Aero Club Argentino • Por Luis Alberto Franco

El Aero Club Argentino en épocas normales.

Reportaje

 

ARMKT estuvo con Marcos Nieto, la doctora María Celia Agosti y Claudio Luis Rojas, actores decisivos de la reinstitucionalización del histórico Aero Club Argentino, entidad madre de las alas de la patria.

 

ARMKt: — Ya se puede decir que el legendario Aero Club Argentino está reencausando su vida institucional, ¿verdad?

Marcos Nieto: —Sí, por supuesto, ya tenemos una Comisión Directiva en funciones y estamos trabajando en los últimos retoques formales para lograr lo que parecía imposible.

— Doctora, ¿cómo fue el proceso que permitió recuperar al Aero Club Argentino (ACA)?

María Celia Agosti: — Bueno, yo acompañé con el asesoramiento jurídico para poder remontar todo el trámite ante la Inspección General de Justicia (IGJ). La personería jurídica estaba tan abandonada como la institución en todas sus facetas. No era una situación fácil porque el ACA hacía mucho tiempo que estaba acéfalo; creo recordar que desde el año 2016/7 estaba en esa situación, pero mucho antes se había dejado de presentar toda la documentación reglamentaria que debe presentarse anualmente ante las autoridades; así que ponernos al día con todo eso lucía como algo muy difícil de lograr. Podríamos decir que tuvimos una cuota de suerte ya que la IGJ dictó una Resolución en tiempos de pandemia, para ayudar a todas las instituciones que estaban con dificultades, que permitió hacer un trámite simplificado que nos vino muy bien en la situación en que se encontraba el club. Entre las facilidades que otorgaron estaban la de presentar 5 balances, hacer un reempadronamiento de socio y celebrar una asamblea en la que se aprobaran los balances y eligieran autoridades. Hay que tener en cuenta que el ACA no tiene más los libros reglamentarios, eso también, gracias a la Resolución, se pudo subsanar, sino hubiera sido imposible hacerlo. Ahora vamos a rubricar libros nuevos para empezar a partir del Acta de la Asamblea que fue protocolizada, donde constan las nuevas autoridades. Era algo prácticamente imposible que pudimos enderezar a partir de la normativa que la IGJ estableció.

 

 

— Marcos, vos fuiste el alma máter de esto, un impulsor incansable que hace mucho quería ver el resurgimiento del ACA, contanos cómo viviste este tiempo.

Marcos Nieto:— Mi relación con el ACA comienza cuando yo era un niño. Mi familia no es aeronáutica, pero yo me acercaba al predio porque teníamos amigos que vivían cerca del aeródromo. Yo me acuerdo que íbamos a la casa de esa familia amiga los fines de semana y el domingo a la tarde los pibes queríamos ir al aeroclub a ver los aviones, creo que ahí se generó mi vínculo con la aviación, estoy convencido de eso. Podría decirse que el aeroclub fue importante para mi vocación aeronáutica, lo que después de todo es uno de los motivos que hacen valiosa a una institución aerodeportiva y de formación.

 

 

Luego, a los 17 o 18 años empecé a relacionarme más, inicié el curso de piloto, pero en realidad el ACA era una institución compleja en la que volar era complicado por diversas razones, pero quedé con esas ganas de estar cerca del club. Con el tiempo fui viendo el deterioro del club. A los 18 ingresé a la Fuerza Aérea Argentina (FAA) y mi relación con la aeronáutica fue mayor y siempre me apasionó la historia de la aviación. Cuando me retiré de la FAA el club estaba en una gran crisis y muy venido abajo, desde entonces me preocupé y quise ayudar a que no siguiera el deterioro. Con eso en mente y perseverando, me encontré con muchas situaciones increíbles. En los libros de historia de la aviación se lee sobre Carola Lorenzini, Jorge Newbery, Aarón Anchorena y decenas de próceres de la aviación relacionados con el ACA, entonces no se podía aceptar que una institución que fue tan grande desapareciera y fuera tan maltratada.

Iba al aeródromo y cada vez había más canchas de fútbol y otras actividades que no tenían nada que ver con la actividad aérea y cuando uno quería ver algo de las instalaciones no se lo permitían, ponían mil excusas, que tenía que estar la presidente, etcétera y nunca se podía encontrar a nadie que le contara qué estaba sucediendo con el club.

Luego de tantos intentos por saber, de investigar, y dado que yo me reunía en el Hangar 5 del recordado don Aldo Pignatto, en Morón, con gente afín a la aviación, conocí a Horacio Marcello, quien en una conversación me comentó que él fue presidente del Aero Club, eso debe haber sido en 2017; entonces le propongo a Horacio trabajar más organizadamente en la recuperación del ACA, porque yo no conocía los antecedentes que él tenía en materia de estatutos, socios y gente que quería incorporarse para una tarea tan compleja como la que había que hacer. Horacio, que ya tiene unos años, aceptó con la condición de que yo pusiera la fuerza para llevar adelante la reconstrucción. Fue así que empecé a buscar toda la información posible, desde la situación del inmueble que tiene en CABA, quiénes fueron los integrantes de las últimas comisiones directivas, todo lo sirviera para lograr poner en regla a la institución.

El 14 diciembre de 2019 hicimos una reunión, cuya convocatoria fue difundida en AEROMARKET, en la cual informamos cuál era la situación del ACA. Por suerte vinieron muchos socios, unas 60 / 70 personas. Fue una buena oportunidad para que se pusieran al corriente de la realidad del Aero Club. Ese mismo día, labramos un acta para comenzar a trabajar en la reactivación. Entre los recaudos que tomé al preparar la reunión, contacté con la Federación Argentina de Aeroclubes (FADA) para que estuviera como “observadora” o “veedora” de lo que se estaba haciendo, porque me parecía que correspondía que una entidad como FADA fuera parte de esto que iniciábamos. Eso brindaba transparencia al proceso y la Federación aceptó y ayudó.

Luego, un exsocio del club, Gustavo de Witte, me dio una mano grande al presentarme a una profesional impresionante, la doctora Agosti, que fue quien se puso al hombro la parte jurídica. Yo estoy convencido que sin María Celia esto hubiese sido imposible, porque se necesitaba una persona que se pusiera la camiseta y tuviera una voluntad inquebrantable para hacer todas las investigaciones que hizo, y con la pandemia encima, lo cual tuvo un valor extra. Además, hizo todo “ad honorem”. Esto fue muy duro, porque en ese tiempo, se mandaba un correo y la respuesta venía a los 30 días. Recuerdo que una vez pedimos un informe y lo que vino como historia del club eran 7 o 10 hojas de un período de 10 años sobre más de un siglo de historia. Por eso el trabajo de la doctora ha sido formidable.

 

 

— ¿Cómo es la situación jurídica hoy?

MCA.: — Hemos reunido la documentación y la estamos presentando en los próximos días, pero lo más importante de todo fue haber celebrado la asamblea que le dio autoridades al ACA, todo lo cual se realizó ante escribano. Ahora tenemos una Comisión Directiva. La asamblea fue celebrada conforme a todas las resoluciones de la IGJ. La presentación del acta, junto con los balances aprobados en esa misma asamblea, sumados a una frondosa documentación que nos fuera solicitada, es lo que posibilitará que se restablezca la personería jurídica para que nos den el correspondiente certificado. De ese modo recomienza la vida institucional del ACA.

… hoy nosotros no podemos entrar al predio de forma segura, y digo segura, porque hemos tenido agresiones y amenazas por querer hacerlo.

— ¿Quién ocupa los terrenos del ACA?

MN.: — Con el predio existe una situación por demás compleja. En principio quienes la utilizan hace muchos años realizaron varios contratos de forma simultánea que se iban renovando periódicamente para utilizar el predio.

En algún momento, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) inició un desalojo del Aero Club Argentino porque se proyectaba realizar un plan de viviendas PROCREAR. Nosotros estamos pidiendo el expediente del desalojo porque allí están los contratos que el Aero Club celebraba, la identidad de quienes intervinieron y de qué manera se concretaron esos actos. Con esa información podremos comprender qué es lo que sucedió y por qué hoy nosotros no podemos entrar al predio de forma segura, y digo segura, porque hemos tenido agresiones y amenazas por querer hacerlo. Con toda la información que logremos nos reuniremos con el AABE. Además hay un dato muy importante: en 2010 las 83 hectáreas del aeródromo fueron declaradas “Patrimonio Histórico de la Provincia de Buenos Aires”. Dos años después hubo una modificación, por lo que no sabemos con precisión cuál era el espacio o la superficie que tiene ese estatus histórico. Por otra parte, cuando el predio fue expropiado se hizo con fines aeronáuticos por medio de un decreto que estamos rastreando.

 

 

— Hay varios hechos que parecen graves: en primer lugar, existe una ocupación a la que ya se han referido, es decir, alguien usufructúa las instalaciones históricas; por otro lado está el plan de viviendas y, como si fuera poco, se construyó un hospital, el tema es más que complejo.

MCA — Efectivamente. Hay un hospital que no funciona y que, según se ha comentado, puede estar hundiéndose. No se habrían hecho los estudios de suelo del terreno en que se edificó. Hay un barrio que finalmente no se construyó y no se podría llevar adelante por las mismas razones del terreno y, algo más, los vecinos quieren un espacio verde y no un barrio; finalmente está el salón histórico, el hangar y otras instalaciones. Todo eso es propicio para cualquier cosa. En estos momentos en todas partes hay riesgos de usurpaciones y eso nos preocupa mucho, y también a los vecinos del predio y de Laferrere.

Claudio Luis Rojas: — Creemos que es importante que la gente sepa lo que está pasando y lo que se está haciendo, estimamos que poner en consideración de los ciudadanos el valor de la recuperación del ACA es importante, ya no se trata de un aeroclub desaparecido, es una institución recuperada que va a funcionar como tal. Por otra parte, hay que poner fin a la depredación, ya no quedan puertas en el hangar y se han robado casi todo.

MN.: — El salón es utilizado como un boliche bailable, dicen que se usa con motivos de beneficencia, que es un merendero, pero las fotos no muestran eso. 

No sé, pero existe un Instituto Newberiano, pienso que si hay una obra que dejó Jorge Newbery es el Aero Club Argentino. Ese instituto está funcionando pero nada ha hecho por esta obra …

— Digamos que se ha hecho mucho y lo fundamental, la gran noticia es ¡que la institución vive! Pero también falta mucho por hacer y el ACA necesita de colaboradores dispuestos a sumar aunque sea un granito de arena por y para la historia de la aviación argentina.

MCA — Absolutamente. No sé, pero existe un Instituto Newberiano, pienso que si hay una obra que dejó Jorge Newbery es el Aero Club Argentino. Ese instituto está funcionando pero nada ha hecho por esta obra; aunque recibe ayuda del Estado para cuidar el patrimonio histórico de la aviación y el legado de Newbery, no hay datos sobre una acción a favor del Aero Club. Esperamos que alguien diga que el ACA es patrimonio de la Nación, no sólo de la Provincia de Buenos Aires, esto es de los argentinos.

— Es triste pero útil ver algunos videos en YouTube en que muestran las instalaciones vandalizadas del ACA, el deterioro total e incluso un entrenador de planeador casi bajo escombros.

MN.: — Así es, también estuvimos involucrados en la realización de ese video que ha tenido como más de 65.000 visitas. Ese documento visual también nos ayudó a que nos pongamos en contacto con un club de planeadores del interior con el que estamos trabajando para poder restaurar el entrenador de vuelo a vela. Ese club también posee un entrenador de las mismas características que han restaurado. Ahora bien, lo que tenemos que hacer ahora es recuperar todo eso, ingresar al predio con seguridad y tratar de rescatar los bienes históricos. Allí también hay aviones. Ese fue el primer hangar de material de Latinoamérica. Lamentablemente se ha robado muchísimo pero aún se puede rescatar algo.

MCA.: — Por eso fue importante tener autoridades y la institucionalidad. Antes se hacían denuncias por los robos, pero ¿con qué entidad? Ahora todo se puede hacer en nombre del ACA.

 

Autoridades del Aero Club Argentino
Presidente, Roberto Javier Papeo; vicepresidente, Andrea Lorena Almada; secretario, Marcos Nieto; tesorero, Claudio Luis Rojas. Vocales titulares: Juliana Pérez Salguero, Orlando Dante Barragan, Mabel Luisa Polola, Rubén Sebastián Vázquez, Cintia Yanina Farina, Gustavo Egidio de Witte, Evangelina Beatriz Zuin y Analía Irene Miguez. Vocales suplentes: Estefanía Daiana Barragán, Juan Alberto Salvallegra. Revisores de cuentas: María Celia Agosti y Carlos Daniel Cécere.
Te interesará
1 comentario
  1. Jerez Brisa dice

    Hola. Es una pena ver como está dañado este patrimonio histórico. Nosotros actualmente estamos realizando actividades en el lugar enseñando a chicos y chicas para que tengan una salida laboral. Me gustaría poder contactarme con Marcos Nieto a ver en qué podemos ayudar y set útil. Tel: 11-7360-4332

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia