La semana aeronáutica

Del 10 al 17 de abril de 2024 • Por Luis Alberto Franco

La Argentina tiene un poco más de tiempo

La Argentina logró mantener por al menos 65 días más la Categoría I que otorga la Federal Aviation Administration a los países que tienen vuelos a y desde los Estados Unidos, y/o transportan ciudadanos estadounidenses.

Concretamente, en la tarde del viernes pasado, 12 de abril, finalizó la visita de los auditores de la FAA con una devolución sobre la inspección IASA (Programa Internacional de Evaluación de la Seguridad de la Aviación, según su sigla en ingles) realizada. La exposición de los expertos norteamericanos fue dura.

El equipo de la FAA estuvo integrado por Louis Álvarez (Team Leader), Jacqueline Serrao (Law Division), Julio Arizmendi y Randall Wright (ambos Operations Inspectors), William Taylor y Jaime Insurriaga (Airworthiness Inspectors) y Proma Taludker (Observer), quienes estuvieron a lo largo de toda la semana en contacto con alrededor de 20 funcionarios argentinos de tres áreas diferentes, la Dirección General Legal Técnica y Administrativa (DGLTA), la Dirección Nacional de Seguridad Operacional (DNSO) y la Dirección Nacional de Transporte Aéreo (DNTA), que fueron liderados por el Ing. Aer. Guillermo Molina. Las cinco jornadas de la auditoría IASA se desarrollaron bajo un estricto formato de confidencialidad propia de la lógica de una tratativa “Estado-a-Estado”, lo cual requirió de un gran hermetismo de parte de la autoridad aeronáutica local.

“Fue una auditoría compleja por la situación que teníamos hasta hace unas semanas y aún arrastraremos por un tiempo considerable. La auditoría se llevó a cabo con suma profesionalidad en tres salas paralelas en las que trabajaron sendos equipos. Fue en idioma inglés, con la intervención de intérpretes para la traducción simultánea. La orden del administrador, en contacto permanente, fue que se muestre a los visitantes auditores todo lo que requirieran con la más absoluta transparencia y sin temores. Eso fue, ni más ni menos, que lo sostenido por el doctor Marón durante dos meses en que llevó al equipo a realizar un esfuerzo al límete, con el objetivo de evitar la pérdida de la categoría. La verdad, es que yo creo que eso fue decisivo para poder seguir trabajando un tiempo más que permita poner la casa en orden.”, dijo a ARMKT un testigo importante de lo acontecido.

Como muchos saben, la auditoría se basa en 2.500 preguntas. Las respuestas que habría brindado la ANAC permitieron a los auditores detectar 70 “hallazgos” (tal el término que se utiliza) en legislación aeronáutica primaria, regulaciones específicas de operación, vigilancia de la seguridad operacional y calificación del personal técnico. Si bien los hallazgos son confidenciales, en su mayor parte corresponden a deficiencias de procedimientos y registros. Sólo unos quince versan sobre temas muy complejos de resolver, como la remuneración del personal técnico de ANAC, la falta de recursos o la política de retención para evitar la pérdida de inspectores y otro personal calificado.

Más allá de lo estricta y hasta estresante auditoría, la ANAC concluyó la agenda programada y podría decirse que el organismo pudo ponerse y mostrarse de pie. “Hay que considerar que otras autoridades, como por ejemplo la peruana, no pasaron del primer día de auditoría…”, dijo la fuente a quien escribe esta columna. “Los inspectores de la FAA destacaron el profesionalismo del equipo argentino, que recibió el informe preliminar de hallazgos con autocrítica y un cierto … estoicismo…”, agregó el funcionario con cierta parsimonia para elegir sus palabras.

Luego reflexionó: “Al principio todos dábamos por perdida la categoría, pero el cambio de gestión nos impulsó a pelear duro, creo que por eso hoy seguimos en carrera. Quizá estemos frente a la gran oportunidad de mejorar, todavía no lo sé, hemos tenido ilusiones en el pasado… Los auditores nos marcaron un camino y hay que ser consecuentes. La auditoría y la nueva gestión nos arrastró del letargo y de la soberbia, de estar en la loma sólo por ser un organismo de fiscalización y control. Estamos muy lejos de sacarnos un nota digna, pero por ahora no fuimos aplazados.”

Por delante quedan 65 días hábiles, lo que significaría que la próxima inspección sería en agosto. 65 días, la misma cantidad de jornadas que lleva la nueva administración en la ANAC, es decir, el tiempo que se trabajó para alcanzar la meta de no perder la categoría luego de la desastrosa herencia que dejó Paola Tamburelli, la administradora designada por el Gobierno de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, que bien supo danzar al son de la orquesta que, desde el Senado Nacional, dirigió Mariano Recalde, uno de los líderes más importantes de La Cámpora.

Según se escuchó en los pasillos del Gobierno actual, el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley, habría llamado a Santiago Posse (algunos corrigen afirmando que el llamado fue al secretario Franco Mogetta) para comentar los resultados de la visita de la FAA. Dicen que el señor embajador recomendó contratar a una consultora, pero como se sabe, no hay plata.

Se verá.


La hora de los cambios

Parece que los cambios en la ANAC han comenzado. Hay funcionarios que dejarán sus puestos para ser reubicados en otras posiciones más acordes con sus fortalezas (y debilidades). Realizar cambios pour la galerie no parece ser el estilo de gestión de Gustavo Marón, quizás por eso se tomó un tiempo de evaluación. Hay dificultades omnidimensionales, si se permite el neologismo. Desde los problemas del edificio en que está la ANAC Central, hasta la cuidadosa política de “capital humano”, pasando por la fragilidad del sistema de navegación aérea, el pus salta por todos lados. Dicho sea de paso: menos mal que la IASA no profundiza en materia de la navegación aérea, porque si revisa mínimamente lo que está bajo la órbita de EANA hoy estaríamos en CAT II.

Una noticia importante es que en unas horas, si acaso no sucedió hace un rato, el señor César Salas sería desplazado de su puesto. “Se acabó la obediencia debida que reclamaba a sus fieles”, dijo un controlador que padeció al funcionario.

Las decisiones más próximas serían en la Dirección General de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios, y alcanzarían a varios aeropuertos y aeródromos. Ezeiza ya tuvo noticias con los cambios del director Regional Centro, Ulises Toniolo, y el jefe de Aeropuerto, Domingo Covella. Pareciera que se quiere dar un mensaje contundente de que todos están bajo la lupa.

Una de las últimas noticias es alentadora. Pamela Suárez se integrará a la ANAC para liderar la Unidad de Planificación y Control de Gestión (UPCG). Suárez, que vive en Santa Fe, tuvo que pensarlo mucho porque el sacrificio es grande.

Una de las dificultades que se habrían detectado es que algunas “segundas líneas” no serían mejores que sus jefes. Otro obstáculo es la falta de recursos. Sólo con saber que los fondos de ANAC podrían agotarse en semanas se tendría una idea de lo que se enfrenta.

La cuestión de los recursos lleva a reflexionar sobre los salarios. La Argentina está muy atravesada por la demanda de una supuesta austeridad que radicaría en que todos en el Estado deberían ganar una miseria. La consigna, muy impulsada por el periodismo fácil, es que los diputados, senadores, intendentes, secretarios y otros funcionarios estatales que en muchos casos toman decisiones monumentales, tienen que renunciar a tener ingresos acordes con sus responsabilidades, y esa es la causa de no poder atraer a los mejores cerebros para gestionar o que los agentes públicos sean vulnerables ante ciertos incentivos opacos, por decir lo menos.

Por esa razón, va siendo tiempo de tomar el asunto con realismo y convocar profesionales conforme al valor y experiencia que tienen los mejores expertos en cada área. Además, hay una distorsión notoria entre el salario de ciertos funcionarios de primer nivel y los nombrados en EANA, por ejemplo. Por no mencionar a los señores del directorio del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), Intercargo, Aerolíneas Argentinas y otras empresas y organismos autárquicos. No se trata sólo de que unos ganan más y otros menos, sino de cómo se debe pagar a un funcionario eficiente. Detenerse en este punto es realmente relevante. Supóngase que para la aerolínea embanderada (AR) se contratara a un ejecutivo como Tim Clark para conducirla y se le ofrecieran 2 millón de dólares mensuales más otras gratificaciones por objetivos, y que el experto lograra reducir en 100 millones de dólares el formidable déficit de compañía, ¿no valdría la pena pagar ese salario? ¿Qué dudas caben? El tema sueldos es una de esas tontunas en que los argentinos quedamos atrapados posiblemente por envidia o falta de visión. Alguien dirá: “Ya tuvimos a David Cush (el cerebro que desarrolló American Airlines Europa) en Aerolíneas, y fracasó”. Desde ya que para hacer algo tan sensato con un buen sueldo no basta, ya que un CEO capaz de poner en caja a AR debe tener un buen conocimiento de la empresa y sus privilegiados integrantes, gran respaldo político y valentía a toda prueba. Por el lado del haber, en esta oportunidad tendría a la opinión pública de su lado, dado que la misma ya no tolera ciertas mañas estatistas.

Volviendo a los cambios, ARMKT está en condiciones de confirmar, gracias a la información que procede de varias fuentes, que en la ANAC ha comenzado una nueva etapa de reorganización cuya profundidad es difícil de establecer en este momento.

Se verá.

Visita a San Fernando

El pasado lunes, se vio al flamante subsecretario de Transporte Aéreo, Hernán Gómez en el Aeropuerto Internacional San Fernando, acompañado por el titular de la ANAC, Gustavo Marón. En la oportunidad no visitaron las dependencias de ANAC/ORSNA, como se dijo en algunos lugares, al parecer, los mayores responsables gubernamentales de la aviación civil estuvieron relevando, de primera mano, experiencias operativas de los principales usuarios del aeropuerto.

Se verá.

__________________________________________

Pilotos acrobáticos

En la víspera de la Convención de la EAA, el administrador de ANAC, doctor Gustavo Marón, acompañado por otros funcionarios, celebró en el Salón de Usos Múltiples del aeródromo Durana, una reunión con la mayoría de los pilotos acrobáticos del país. En la oportunidad, Marón planteó la necesidad de contar con una normativa actualizada y sana que permita establecer parámetros para la actividad acrobática en el país, teniendo en cuenta su actual desarrollo y su potencial de expansión. La ANAC requirió que los acróbatas se pusieran de acuerdo en una propuesta común, dada la multiplicidad de posturas y puntos de vista existentes. El compromiso de ANAC fue abordar sin pérdida de tiempo u obstáculos burocráticos el proyecto que surja del consenso de los actores de la actividad aérea acrobática.

Luego de aquella gestión, ARMKT supo que el sector de pilotos acróbatas presentó la semana pasada a la ANAC un borrador del proyecto de consenso, y que la autoridad aeronáutica está trabajando en la DNSO para pulir detalles y formalidades.

Se verá.

__________________________________________

Biró: “Hay impunidad para saquear”

Con su inconfundible estilo, el secretario general de APLA apareció por radio (AM750) para denunciar, según publicó luego el portal Página 12, “El vaciamiento de Aerolíneas Argentinas” y el saqueo que estaría realizando el Gobierno Nacional.

No hay mayores novedades en las declaraciones en que expresa lo que piensa Biró, si tal proceso se registra en él, pero despierta curiosidad un párrafo reproducido por el portal: “(…) Biro afirmó que desde el Gobierno ‘saquean al Estado, se afanan lo público que es de todos los argentinos (…) otra vez volvemos al Juego de la Oca”, dijo el comandante que no vuela tanto. ¿Habrá leído a Paco Falabella? Si fue así ¿lo habrá entendido? Cuando faltan ideas…

Más adelante dice: “Vamos a ir al Congreso (movilización de la que participaron) con todos los representantes a darles nuestra visión de por qué está mal robar, mentir y saquear lo que nos costó casi 20 años tener: casi 84 aviones, regularidad, eficiencia, seguridad y conectividad aérea.” Leer y escuchar (grabación aquí) semejantes conceptos anonadan. Sin entrar en la profundidad de los valores que dice sostener el líder de los pilotos de la aerolínea embanderada, sería provechoso subrayar que la flota propia que registra AR tiene 22 aviones E-190 y 2 B737-700, el resto son aeronaves en leasing operativo o financiero. El detalle no tiene mucha importancias, pero a la hora de las precisiones el dato es útil.

Como si lo anterior no fuera suficiente, el hombre fuerte del gremio de pilotos de la aerolínea estatal dijo: “El PBI de 2023 dio 6000 millones de dólares dinamizados por Aerolíneas Argentinas. Ese impacto, desde que la reestatizaron en 2008 hasta ahora, es de 50.000 millones de dólares. No hay forma de justificar el saqueo.”

Como ARMKT ha expresado tantas veces, el cálculo que utiliza Biró no lo utilizan ni la OACI ni la OMT, ni el INDEC, que basan sus estimaciones con una metodología racional por la simple razón de que si todas las industrias de un país usaran esa la metodología Biró, el PBI resultante seria uno totalmente distorsionado con la realidad. Por eso, señor Biró –que seguramente está leyendo estas líneas– es importante que se comprenda a sí mismo, ya que siguiendo su razonamiento, que no distingue entre empresa pública o privada, si ARSA fuera privada aportaría lo mismo que aporta siendo estatal. ¿Se entiende la inconsistencia?

Además, hay que recordar que Oxford Economics realizó el mismo estudio de impacto de la aviación en el PBI de Argentina, para Chile, por lo que se puede observar con claridad que en el país vecino, que tiene casi la mitad de la población de Argentina, el impacto es mayor y registra una cantidad de viajes por habitante que duplica a los de este lado de Los Andes. Y un dato más: en Chile no existen las empresas estatales.

Finalmente, es relevante destacar que en 2023, la participación de AR en el total (doméstico e internacional) del mercado aéreo de pasajeros de la Argentina fue del 47,73 %, por lo que queda probado que las empresas privadas (nacionales y extranjeras) aportan más, aunque el señor Biró las combata con una furia digna de mejor causa.

El caso Aerolíneas es más parecido al cuento de la buena pipa que al Juego de la Oca.

Se verá.

__________________________________________

El ORSNA con presidente

El Presidente de la Nación designó, según el Decreto 313/2024, al contador Pedro Moisés Hadida, presidente del Directorio del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA). La noticia tomó por sorpresa a muchos.

En algunos círculos se dijo que la designación de Hadida, que tuvo actuaciones en diversos organismos del Estado y bajo distintas administraciones, es una concesión al señor Martín Eurnekian. Otros, en las antípodas, dicen que fue motivo de una seria discusión entre uno de los hombres fuertes (el más joven de los dos) de AA2000 y el jefe de Gabinete de Ministros, Nicolás Posse, quien habría mostrado desde el comienzo de su gestión cierto desinterés en consentir al monopolio artificial que controla los aeropuertos del Sistema Nacional.

Desde ya que, si hay tanta presión por abrazar un sistema aeronáutico de mercado abierto al estilo de Singapur, tener aeropuertos monopólicos sería, no sólo una seria contradicción, sino una política dañina para el empresariado aeronáutico argentino. En otras palabras: la apertura es más que deseable, pero con de manera integral que no signifique competencia para unos y coto de caza para otro.

Se verá.

__________________________________________

Nombrarían director por el Estado en AA2000

La semana que viene AA2000 realizará una Asamblea en la que se designará al director que representa al Estado, se estima que el nombramiento ha sido decidido por el Gobierno Nacional a través del jefe de Gabinete de Ministros.

Como se ha dicho en esta columna –y se insiste– es muy importante que al menos un director en las empresas del Estado sea experto en los números para que siga de cerca la realidad y rumbo que tienen esas organizaciones. Esto sería muy importante para que el jefe de Gabinete tenga una radiografía fiel del ente de que se trate sobre su escritorio, y hasta en tiempo real en formato digital, para, que con los datos puedan conocerse el desempeño de las mismas y tomar decisiones correctas. En el caso del director en AA2000 esto cobra mayor trascendencia, dado que sólo hay un director cuyos ojos podrían ser los únicos del Gobierno en el monopolio artificial que maneja el Sistema Nacional de Aeropuertos.

Se verá.

__________________________________________

¡Hasta la próxima!

Gracias a todos los que nos contactan a través de:

aeromarketescucha@gmail.com.
Si querés hacernos llegar denuncias o información sobre lo que pasa en la aviación, por favor escribirnos al mail. Gracias a todos los que utilizan esa vía de comunicación.
Recordá que la identidad de las fuentes periodísticas están protegidas por la ley.
©AEROMARKET. Permitido difundir citando fuente. Director: Luis Alberto Franco. 

https://www.hjargentina.com/es/

Te interesará
2 Comentarios
  1. Juan Carlos dice

    Si hay funcionarios que serán removidos o reasignados, por que la ANAC insiste en dejar a la ingeniera agrónoma Noemi Munchik en su cargo ?
    Autoritaria, déspota, maltratadora y sin conocimientos aeronáuticos, ha sido nefasta y sigue en su puesto de Directora General de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios!! Inaudito!.
    Por que insisten en dejarla a cargo?
    Si se van a aprovechar las experiencias del personal, que la pongan a podar arboles en los aerodromos.

  2. Rolando Avendano dice

    Sr Director en esta ultima edición Ud. afirma que habrán funcionarios que dejaran sus puestos y serian reubicados en otras posiciones acordes a sus conocimientos o fortalezas, le pregunto entonces en virtud de la desastrosa gestión y herencia de la Administradora anterior a la Sra Tamburelli se le asignara un puesto en el Organismo o va a seguir en status vacacional?? siendo que las vacaciones en la Administración publica no son acumulativas? Ya debería estar trabajando como lo hace cualquier empleado publico y sobre todo porque tiene uno de los sueldos mas altos del Organismo. Letra Ä”.
    Creo que recursos humanos de la ANAC podría transparentar esta situación que al menos es irregular.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia