La semana aeronáutica

Del 15 al 20 de agosto

Obras en Aeroparque

Aeromarket estuvo en la costanera para observar los trabajos de extensión de la pista 13/31. La actividad parecía intensa. En pocos días se desmontaron árboles que estaban al costado de la cabecera 31 y el sector militar y las playas de estacionamiento para funcionarios desaparecieron.

Más allá de estas obras visualmente significativas parece que hay demoras con la construcción de lo que sigue. Lo que se decía in situ es que habrían surgido algunas “cuestiones administrativas”.

El cronograma contemplaba que todas las máquinas y materiales ingresaran a la plataforma sur el 1º de agosto, pero en los días que Aeromarket pasó por allí no se veía nada de eso.

Toma próxima a la cabecera 31. Foto: Aeromarket.

Según lo planeado, se harían 3 licitaciones: una para la construcción de la pista, otra para la del sector de arribos y partidas internacionales y una más para el balizamiento. La licitación para la pista se postergó para el 19 de agosto próximo, la obra de arribos y partidas está en un proceso de “evaluación” de ofertas y el balizamiento estaría estancado por cuestiones vinculadas con “los materiales”, eso fue lo que Aeromarket confirmó extraoficialmente. Otras fuentes aseguran que las conversaciones son, por decirlo de algún modo, intensas.

Se verá.

______________________________________________________________________________

USTARA sigue en guardia

Respecto de otras movidas en derredor del Aeroparque Jorge Newbery, cabe destacar que el grupete sindicalizado de USTARA se mudó del monumento de Colón, frente a la entrada del estacionamiento cubierto sobre la costanera, a la entrada que corre paralela a la cabecera 13, al costado de la avenida Lugones y frente al cerrado restaurante Clo Clo, para asegurarse el bloqueo del ingreso a los hangares de LAN. Lo que no se entiende es cómo LAN podría retirar los aviones en la actual situación, pero ellos permanecían allí. Pregunta para la gente de USTARA: ¿no deberían estar reclamando en las oficinas de Aerolíneas Argentinas ya que fue allí donde se decidió su suerte?

Se verá.

______________________________________________________________________________

Sin cronograma ni apuro

Una imagen de Flight Radar que circuló en la semana muestra una Argentina sin actividad aérea frente a un mundo que se va poniendo en marcha. La toma de pantalla tenía sobreimpresa una leyenda: “Somos el triángulo de las Bermudas”. Fuerte, pero ilustrativo.

¿Por qué no se vuela en la Argentina? Es una respuesta que sólo parece tener Aerolíneas Argentinas. Al menos hacia sus oficinas se dirigen todas las miradas medianamente informadas cuando se buscan indicios de algo parecido a un plan aerocomercial post-cuarentena.

El experimentado patriarca peronista del Conurbano que Aeromarket suele consultar cuando parece que el mundo aeronáutico se viene encima dijo: “Estos muchachos se extienden pero finalmente serán como una mancha de aceite en el agua . El peronismo ha tenido muchas corrientes, las ha contenido hasta peronizarlas o separarlas. Se les ha permitido demasiado, nos hemos demorado, pero todo tiene un tiempo de maduración. Las cajas están en sus manos, pero cada día estarán más vacías, no por falta de papel, pero sí de recursos genuinos”, dijo cripticamente.

“Por ahora ellos siguen como si nada”, continuó luego de un silencio que pareció eterno. ¿Se acuerdan cuando yo volaba el Cessna 172 en San Justo? Yo amo volar y siempre he seguido de cerca la actividad aérea. He estado involucrado en ellas desde la época de los milicos a esta parte, ustedes lo saben bien. Ellos –suponemos que vuelve a hablar de ‘los muchachos’– llegaron con un objetivo: hacer que las aerolíneas locales desaparezcan y las extranjeras se retiren, en eso están teniendo éxito porque hacer estropicios siempre es fácil. Ya vieron que hasta se cargaron Austral. Ahora, según me han dicho, tienen un pedido de Economía: que los vuelos se demoren a los efectos de evitar mayores pérdidas de reservas. Los chicos siguen con sus planes sin darse cuenta que quedan pocos verdes y que la disminución de divisas afectará a la propia Aerolíneas. Hay que ganar tiempo ¿me entienden? En medio de todo esto, cosas como el cierre de El Palomar podrían ser movimientos testimoniales. Paciencia, creo que de a poco va a ir reaccionando el peronismo de siempre”. Interesante y aunque las palabras del viejo caudillo fueron muy de la interna peronista, arrojan algunos rayos de luz en la oscura situación de la aviación.

Mientras tanto, los vuelos no despegan. Y de repente en ANAC piden un documento que nadie parece saber dónde está. “Tienen que presentar el ‘acto del intendente’, dijeron desde Azopardo. Parece que esto ocurrió por las actividades que se desarrollaban en cierto aeródromo. Todos se miraron y nadie sabía de qué se trataba. Al final el documento habría aparecido, pero las incertidumbres se multiplicaron porque pareció que a la falta de voluntad para luchar por la supervivencia del trabajo aéreo se estaría sumando el tesón para inventar trabas y frenar lo poco que se hace.

La verdad es que a nadie –salvo que tenga que pagar quincenas– le importa los tiempos en una Argentina que soportó “domiciliarias” y ahora tiene “salidas transitorias”. Y en el sector aeronáutico es peor. En fin, a la aviación civil le pasa lo mismo que al personaje de la canción “Castillos en el aire” del poeta popular Alberto Cortez: “Quiso volar igual que las gaviotas / libre en el aire, por el aire libre / y los demás (Transporte-ANAC) dijeron, ‘¡pobre idiota’ / no sabe que volar es imposible!”.

Se verá.

______________________________________________________________________________

Ministro en desorientación espacial

La gente de vuelo sabe que la desorientación espacial es un fenómeno que sucede por apreciaciones incorrectas de la posición, movimiento u orientación en relación a tres planos del espacio, hay quien dice, sin piedad, que esto sería lo que le sucede al señor Mario Meoni.

Una anécdota bastante difundida señala que el titular de Trasporte leyó en un portal que LATAM se iba de la Argentina y que, sorprendido, hizo llamar a directivos de la empresa para que lo pusieran al tanto de la situación. Impresionado ante la información, el ministro habría garantizado que haría todo lo posible para que la compañía permaneciera en el país. De ser cierta la versión, el desconocimiento de los problemas por parte del ex intendente de Junín pareció contrarrestarse por el sentido común. No era poco. De más está decir que el menos común de los sentidos desapareció en un santiamén, ya que un par de días después la gente que dirige la aviación argentina desde las oficinas de Costanera Rafael Obligado al 1200, pusieron en claro al funcionario sobre el listado de lo que él podía hacer y que cualquier entente con LATAM para que permaneciera en nuestra tierra estaba fuera de sus facultades.

La desorientación se agrava

Esta semana, Mario Meoni aseguró que no habría mercado para tres aeropuertos en el área metropolitana de Buenos Aires, por lo que El Palomar no volvería a operar como aeropuerto low-cost. Lo mismo que pedía la impertinente carta de AA2000 al ORSNA, ahora estaba en la boca del ministro.

Ante la opinión del alto funcionario, Aeromarket hizo inmediatamente una encuesta en su Twitter, la pregunta fue: “¿Ud. cree que el ministro Meoni puede conocer fehacientemente si habrá o no mercado para tres aeropuertos en el área metropolitana cuando se normalice la actividad aerocomercial?”. El 84,6% de quienes contestaron dijeron que no, el resto que sí. Vaya a saberse qué método científico usó el ministro y los que respondieron que sí en la encuesta, para determinar si puede o no haber 3 aeropuertos.

Con los días las cosas se pusieron peor y el ministro mostró algo más que una posible desorientación.

Render del Aeropuerto de El Palomar cuando había un proyecto firme para su uso comercial. Foto: Ministerio de Transporte.

 

 

 

Hay que apelar a la historia reciente. Hace 10 años, la entonces ministra de Defensa Nilda Garré, cedió al municipio de Morón 10 hectáreas del aeródromo Presidente Rivadavia (MOR) para que se hiciera un barrio de viviendas. Para recordarlo mejor, se trata del sector de viviendas desde el que se disparaban diversos proyectiles que impactaban en los aviones al despegar hasta que, durante la administración de Macri y la gestión del Ing. Juan Pedro Irigoin, se colocó una protección efectiva. La herencia recibida. Pues bien, ahora la gestión actual quiere hacer lo mismo, pero con el El Palomar.

Pocas ciudades tienen el privilegio de contar con una infraestructura de aeródromos como las que tiene el área metropolitana de Buenos Aires y no saber qué hacer con ella es una muestra de incapacidad y su fragmentación un acto de lesa administración pública. Indignante.

Hace sólo unos meses, funcionarios de la Unión Europea que visitaban Morón para evaluar la posibilidad de financiar un desarrollo aeronáutico en ese partido del oeste conurbanense, consideraron que la existencia de dos aeródromos de la envergadura del Presidente Rivadavia y El Palomar era una oportunidad y un desafío. Varios de ellos detectaron el potencial de la infraestructura para establecer un cluster aeronáutico que complementara la existencia de un aeropuerto low-cost y sirviera para el desarrollo de la aviación general y las cargas aéreas. Hoy, tanto Transporte como la gestión del intendente de Morón, señor Lucas Ghi, consideran que poner más viviendas en el AMBA –región en pleno colapso– es más importante que pensar lo que se puede hacer con el Aeropuerto de El Palomar.

Paradoja de paradojas: la Argentina tiene unos 8 millones de kilómetros cuadrados, sin embargo el hacinar personas en el Gran Buenos Aires parece un valioso objetivo. ¿Será porque constituye un invaluable capital electoral?

Seguramente se harán los barrios, pero no las cloacas, el agua, los hospitales ni las escuelas y, además, se desmantelará una costosa infraestructura aeronáutica. Todo mal.

Se verá.

 

©Aeromarket. Permitida su reproducción citando fuentes y link.
Te interesará
3 Comentarios
  1. Carlos dice

    Tu editorial es como un radiofaro en la tormenta… Gracias

  2. Carlos dice

    Me encantó hoy la comparacion que hizo Meoni en TN… Dijo “como puede ser que Buenos Aires tenga la misma cantidad de aeropuertos que Nueva York mientras que Nueva York maneja mucho mas trafico de gente”…. que maestro, comparó el Kennedy con Ezeiza… La Guardia con AEP jajajajajaja, que personaje

  3. Pablo Loubet dice

    Para ponerlo en un cuadro y regalárselo a la ANAC
    “En fin, a la aviación civil le pasa lo mismo que al personaje de la canción “Castillos en el aire” del poeta popular Alberto Cortez: “Quiso volar igual que las gaviotas / libre en el aire, por el aire libre / y los demás (Transporte-ANAC) dijeron, ‘¡pobre idiota’ / no sabe que volar es imposible!”.”

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia