Intenciones e incógnitas

La semana en la aviación civil.

Participantes de la audiencia con la Lic. Paola Tamburelli.

Las intenciones son fundamentales en el estricto significado de la palabra fundamental. Con buena base o fundamento puede construirse con seguridad. Sin buenos cimientos, en este caso intenciones, toda construcción corre riesgos. Luego de tener las mejores intenciones hay que construir. Edificar es un desafío mayor que requiere como mínimo buenos materiales y buena mano de obra.

Hoy, en la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), nos consta que hay buenas intenciones. Reiteramos que es fundamental. Y hay algo más que buenas intenciones, hay gestos sanos. Dialogar es un gesto sano. Desde el primer día, escuchar parece ser una piedra angular de la nueva gestión, lo cual está asociado a los cimientos. En la corta historia de la ANAC nunca antes se fue testigo en una actitud semejante a tan pocos días del inicio de una gestión.

En la corta historia de la ANAC nunca antes se fue testigo en una actitud semejante a tan pocos días del inicio de una gestión.

Como parte del diálogo la licenciada Paola Tamburelli convocó rápidamente al Consejo Nacional de Aviación Civil (CONAV), algo que informamos oportunamente. La reunión fue el pasado martes 11. La administradora se presentó y conoció a casi una decena de instituciones de la aviación general que una a una se presentaron. A su vez, todos pudieron escuchar sin intermediarios la importancia que le asigna Tamburelli a la aviación general y aún más, ya que la funcionaria aseguró estar trabajando en proyectos concretos para el sector. Buena noticia.

Lo que hasta ahora no se conoce son los interlocutores directos que tendrá el CONAV, aparte de la propia administradora, claro está. Hasta el momento en que esto se escribe, no está confirmada oficialmente la designación del o la titular de la DNSO (Dirección Nacional de Seguridad Operacional). Una preocupación latente en la comunidad es la demora en definir los puestos clave (lo cual no es una situación sólo en la ANAC) y la expectativa está puesta en que haya personas con experiencia en cockpits para abordar temas técnico-operativos que a veces son difíciles de comprender desde otras perspectivas.

En EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) también parece haber una vocación de diálogo, aunque en este caso menos formal o institucional.

En EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) también parece haber una vocación de diálogo, aunque en este caso menos formal o institucional. Esta misma semana, más precisamente el miércoles 12, se realizó en el Aeródromo Presidente Rivadavia (Morón), una reunión con referentes de la aviación general. En un comienzo la convocatoria de EANA estuvo encabezada por la Dra. Gabriela Logatto, flamante presidente de la empresa, quien tuvo unas palabras sobre los lineamientos que estaba trazando para su gestión. Luego la Dra. Logatto dejó la reunión en manos de Matías Bascary Miller y Rodrigo Devesa, director y gerente, respectivamente, de la prestadora de servicios de navegación aérea. En el encuentro se plantearon recurrentes problemas operativos sobre los que se tomaron debida cuenta, pero también se informó sobre soluciones concretas en algunas áreas y decisiones que estaban en ejecución o en vías de implementación.

Respecto de EANA, según nuestras fuentes, se estarían realizando algunos agregados a la plantilla de funcionarios superiores. En ese sentido hay varias versiones. Algunas señalan que funcionarios de la gestión anterior a los que se les solicitaron sus renuncias no estarían dispuestos a dejar los cargos, sino que exigirían ser despedidos e indemnizados. Ante esta situación, se estarían nombrando en puestos que antes no existían a superiores jerárquicos como una estrategia para controlar las áreas. En la jerga de las organizaciones se diría que se estarían agregando “ravioles” al organigrama.

En el ORSNA (Organismo Regulador del Sistema nacional de Aeropuertos), las indefiniciones son mayores. Al mediodía del jueves se aseguraba que el doctor Carlos Lugones Aignasse –quien estuviera nominado en algún momento para la ANAC– presidiría el organismo y que su segundo podría ser el señor Fernando Muriel. Lugones es hombre del gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora; en tanto que Muriel fue director por el Estado en Aeropuertos Argentina 2000 durante el último gobierno de Cristina Kirchner.

Seguramente habrá novedades en los próximos días y se irán cubriendo las posiciones clave que aún están vacantes en muchas y diversas áreas del Estado y en las de la aviación también.

Veremos.

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia