Airbus realiza un vuelo con 100% de combustible SAF

Es parte de un experimento que realiza junto a Rolls-Royce y Neste.

El A350 MSN01, despega para una de las pruebas con SAF. Foto: Airbus.

Un equipo de especialistas aeroespaciales ha lanzado el primer estudio en el mundo sobre emisiones en un vuelo comercial utilizando combustible de aviación 100% sostenible (SAF).

Airbus, el centro de investigación alemán DLR, Rolls-Royce y el productor de SAF Neste se han asociado para iniciar este proyecto pionero sobre “Emisión e impacto climático de combustibles alternativos (ECLIF3)” que analiza los efectos del 100% de SAF en el ambiente y el rendimiento de las aeronaves.

Los hallazgos del estudio –que se llevará a cabo en tierra y en el aire utilizando un avión Airbus A350-900 propulsado por motores Rolls-Royce Trent XWB– respaldarán los esfuerzos que realizan actualmente Airbus y Rolls-Royce para garantizar que el sector de la aviación esté a punto para el uso a gran escala de SAF.

Las pruebas de verificación del primer vuelo en que se comprobó la compatibilidad operativa del uso 100% SAF con los sistemas de la aeronave comenzaron en las instalaciones de Airbus en Toulouse, Francia, en la semana del 18 de marzo. En abril próximo continuarán las innovadoras pruebas de emisiones de vuelo utilizando un avión de seguimiento Falcon 20-E de DLR, que llevará a cabo mediciones para analizar el impacto de las emisiones. Mientras tanto, en tierra se realizarán otras pruebas para medir las emisiones de partículas de material para establecer el impacto ambiental del uso de SAF en las operaciones del aeropuerto.

Tanto las pruebas en vuelo como en tierra compararán las emisiones del uso de SAF 100% producido con tecnología HEFA (ésteres y ácidos grasos hidroprocesados) con las del queroseno fósil y el queroseno fósil bajo en azufre.

El SAF será proporcionado por Neste, un proveedor líder mundial de combustible de aviación sostenible. La Universidad de Manchester del Reino Unido y el Consejo Nacional de Investigación de Canadá proporcionarán mediciones y análisis adicionales para la clasificación de las partículas de las emisiones durante las pruebas en tierra.

“SAF es una parte vital de la ambición de Airbus de descarbonizar la industria de la aviación y estamos trabajando en estrecha colaboración con varios socios para garantizar un futuro sostenible para los viajes aéreos”, dijo Steven Le Moing, director del programa New Energy de Airbus. “Actualmente, las aeronaves solo pueden operar con una mezcla máxima del 50% de SAF y queroseno fósil; esta emocionante colaboración no solo proporcionará información sobre cómo funcionan los motores de turbina de gas con 100% SAF con miras a su certificación, sino que también identificará las posibles reducciones de emisiones y los beneficios ambientales de usar dichos combustibles en el vuelo de un avión comercial”, apuntó Le Moing.

El Dr. Patrick Le Clercq, gerente de proyectos de ECLIF en DLR, dijo: “En campañas de investigación anteriores, demostramos el potencial de reducción de hollín de mezclas de combustibles alternativos entre un 30 y un 50%,nahora esperamos que esta nueva campaña demuestre que este potencial es mayor”.

Jonathan Wood, vicepresidente de Neste para Europa, aviación renovable, agregó: “Estamos encantados de contribuir a este proyecto para medir los amplios beneficios de SAF en comparación con el combustible para aviones fósil y proporcionar los datos para respaldar el uso de SAF en concentraciones superiores a 50%. Un análisis verificado de forma independiente ha demostrado que el combustible de aviación sostenible Neste MY 100% ofrece hasta un 80% de reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con el uso de combustible de avión fósil cuando se tienen en cuenta todas las emisiones del ciclo de vida; este estudio aclarará los beneficios adicionales del uso de SAF”.

Más allá de estos esfuerzos, sigue la polémica sobre el aporte del CO2 al cambio climático, además de investigarse tecnologías de absorción y/o neutralización de carbono. Los costos de los combustibles SAF podrían llevar a los vuelos comerciales a un nivel de precios que modificaría la popularización del vuelo a bajas tarifas.

Sin dudas este es un buen momento para realizar todos los ensayos y sacar las conclusiones más objetivas sobre los costos y beneficios de cada tecnología a utilizarse.

Con China –único país en donde la aviación sigue expandiéndose en este momento de crisis pandémica al punto de proyectarse la construcción de 50 nuevos mega aeropuertos en los próximos años– que seguirá volando con combustibles fósiles, el calentamiento planetario, si acaso el CO2 fuera un causante, seguirá produciéndose. Por eso, según un creciente número de científicos, las técnicas de mitigación serían una estrategia más realista y viable.

Mientras tanto, todo esfuerzo vale y la búsqueda de soluciones es encomiable.

Basado en información de Airbus y otras fuentes.

 

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia