Home – Gustavo Marón

Otra vez el aeroclub local salvó una vida

En un país en donde se hace difícil hallar una política aeronáutica integral, la aviación general, y en este caso la deportiva —más precisamente los aeroclubes— demuestran la importancia que tienen para sus comunidades. También quedó evidenciado lo crucial de contar con pistas para aeronaves.

Aquí la historia de la actuación del Aeroclub Castex en una emergencia de vida o muerte.

Hoy, 4 de marzo, en horas del mediodía el avión del Aeroclub Castex fue clave para salvar la vida de un empleado rural que en horas de la mañana fue mordido por una serpiente venenosa en la zona del paraje El Durazno.

Este domingo por la mañana cuando varios miembros de la Comisión Directiva del mencionado aeroclub se encontraban llevando adelante un almuerzo para recaudar fondos destinados a mantener los gastos de la institución, un allegado consultó por un avión, indicando que se había presentado una emergencia en el campo de un familiar suyo, donde un trabajador rural fue mordido por una serpiente venenosa y la necesidad de una evacuación urgente.

La gran dificultad era que el campo está ubicado detrás de El Durazno por lo cual por ambulancia llegaría tarde. Por ese motivo se decidió que el Cessna 172 de la institución, al mando de Eduardo Evangelista saliera en auxilio.

El avión decoló a las 10:45 con rumbo al establecimiento “Mayacó”, al lado del cual se encuentra la estancia “La Gitana” que posee pista propia, la cual fue vital para realizar con éxito la operación de extracción del afectado.

Al llegar al lugar, ya estaba el trabajador esperando para su evacuación con rumbo a Santa Rosa; en simultáneo, se puso sobre aviso al aeropuerto de dicha ciudad el cual de inmediato declaró el alerta para recibir a la aeronave y trasbordar al muchacho de unos 25 años a una ambulancia con destino al hospital Lucio Molas.

Pero aquí no termina la participación de la gente el Aeroclub Castex, cuando ya estaban por emprender el regreso a su aeródromo reciben el llamado médico alertando que al cuerpo del ofidio que habían trasladado junto al damnificado le faltaba la cabeza, sin eso no se le podía administrar el suero adecuado.

Por ello el Cessna 172 decoló de Santa Rosa nuevamente con destino a la estancia y desde allí el piloto y un acompañante en camioneta hasta el campo para ubicar por referencias del jornalero el lugar del ataque y recuperar la cabeza de la serpiente. Luego de una extensa búsqueda por el lugar afortunadamente lograron dar con la cabeza, con la cual regresaron al hospital con la pieza biológica requerida  por los facultativos.

En cuanto al joven atacado por la serpiente se informó que recibió de inmediato el suero una vez catalogado el espécimen y actualmente se encuentra en terapia intensiva de un centro de salud privada al cual fue trasladado, pero fuera de peligro.

Esta historia sencilla pero dramática, salió a la luz, pero hay miles de historias de este tipo en las que los aeroclubes salvan vidas y son auxilio para sus comunidades. Donde hay un aeroclub suele también haber una pista en condiciones de operación y aeronaves en condiciones. El parque es anticuado y los esfuerzos por mantener todo operativo son enormes, pero es fundamental tener conciencia de lo que significa que la aviación se extienda por todo el territorio nacional.

El general Carlos A. Mosconi tuvo la misión de ver que era necesario tener aeródromos en todas partes y comprendió que la mejor forma de lograr que éstos se mantuvieran activos era crear y apoyar la actividad de los aeroclubes. Esperemos que los gobiernos sepan comprender que estas instituciones son claves para el fortalecimiento de la aviación civil.

 

Fuente: Infotecrealico

Footer Noticias – ArAvia
Te interesará

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia