Tagliaferro piensa en el aeródromo

El intendente de Morón busca inversores para desarrollar polo aeronáutico.

Histórica TWR del Aeródromo Presidente Rivadavia (Morón). Hoy sector militar.

El partido de Morón, provincia de Buenos Aires, tiene un gran privilegio: un aeródromo con una de las pistas más largas de la Argentina, y un aeropuerto que se encamina a ser internacional.

Son tiempos en los que sólo algunos intendentes valoran los aeródromos que están en sus municipios y prestan atención a esta realidad como un auténtico privilegio; por el contrario hay muchos más que sólo alcanzan a distinguir a los campos de vuelo como un bien inmobiliario del que pueden obtener alguna ganancia política (o de las otras). Tal ha sido el caso del mandamás de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, que hace unos años destruyó la pista del campo aéreo local. Mejor, entonces, concentrarse en aquellos que, como el intendente de La Paz, Entre Ríos, ha ponderado correctamente la oportunidad que la actividad aérea presenta para su comunidad y ayuda al aeroclub local a sostener la pista y las instalaciones operativas (ver reportaje a Bruno Sarubi en Aeromarket 230).

Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón, parece ser del grupo de los que quieren aprovechar las ventajas aeronáuticas de su privilegiado distrito.

Recientemente, Tagliaferro viajó a Europa para visitar Bélgica y las ciudades españolas de Madrid, Málaga, Sevilla y las portuguesas de Lisboa y Cascáis, con el objeto de buscar inversiones para desarrollar un polo aeronáutico (¿reflotará el PITAM?) que funcionaría en el Aeródromo Presidente Rivadavia (Morón).

Información aparecida en los medios de la zona señalan que Tagliaferro habría interesado en Andalucía a la Corporación Tecnológica y el Parque Tecnológico Aeroespacial (Aerópolis) de la ciudad, para que participen del diseño de un Plan Estratégico Aeronáutico.

El intendente de Morón señaló al periodismo que presentó en Europa las bondades de “un distrito que tiene a menos de cinco kilómetros de distancia dos bases aéreas. No existe en Latinoamérica un distrito con estas ventajas. Dos bases en las que pueden aterrizar aviones civiles y comerciales, circundados por autopistas y que a su vez en su interior existe la suficiente cantidad de tierra para el desarrollo de industrias de producción y servicios”, dijo Tagliaferro al portal ‘Anticipos, Área Digital’.

“Teniendo estas ventajas, nosotros no podemos dejar de utilizarlas, de ponerlas en valor, de ofrecerlas a países limítrofes, Europa y Estados Unidos. Tenemos las bases, tierras y centros de estudios. Son dos lugares ideales. Tenemos que preparar bien la presentación para que tanto los estados como las empresas extranjeras se tienten”, agregó el intendente a Área Digital.

AeroMarket hace años que presenta y sostiene que el Aeródromo Presidente Rivadavia tendría que ser un verdadero polo de desarrollo y apoyo a la aviación general. De hecho una gran cantidad de escuelas de vuelo operan allí y en el predio están –aunque funciona con mucho esfuerzo pero precariamente– el INAC (Instituto Nacional de Aviación Civil) y el CIATA (Centro de Instrucción de Aeronavegantes y Técnicos Aeronáuticos).

Para que el proyecto funcione adecuadamente, será necesario convencer a la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) que en épocas de Agustín Rodríguez Grellet quería sacar de allí a las escuelas de vuelo cuando era presidente de la empresa. También habrá que pensar en extender los accesos de las autopistas y luchar contra la máquina de impedir que ya se puso en marcha de la mano de supuestos ambientalistas locales como la señora Claudia Sambro Merlo, que cuestionan la actividad aérea de Morón y El Palomar, aunque los aeródromos pre-existían a la población y los ciudadanos se beneficiarían con el progreso que la actividad y la inversión podrían traer.

Otra cuestión para estar atentos es que las empresas instaladas en Morón no sufran cambios abruptos en las condiciones económicas en la utilización de una facilidad que durante décadas se ha mantenido viva gracias a su actividad e inversión.

Finalmente, sería muy razonable recuperar todos los hangares de Morón que aún están en manos de la Fuerza Aérea, ya que la institución tiene suficiente lugar en la zona. Cabe también destacar que en la parte militar del aeródromo vive la ex esposa del intendente, la gobernadora María Eugenia Vidal con los hijos de ambos y que su residencia allí respondería a cuestiones de seguridad, por lo que se argumentaba que la Fuerza Aérea le brindaba protección. Al respecto vale la pena recordar que también en un sector próximo a la vivienda del aeródromo que ocupa la funcionaria, existen instalaciones prestadas a la Gendarmería Nacional, por lo que la seguridad de la mandataria podría quedar a cargo de esa fuerza de seguridad.

Esta iniciativa merece ser seguida de cerca por toda la comunidad aeronáutica, ya que un aeródromo como Morón despierta muchos intereses.

Te interesará

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

AeroMarket - Noticias Aeronáuticas e Interés General. Copyright © 2018 Todos los Derechos Reservados.
Quiénes Somos       Contacto

Diseño y Desarrollo Web - Emiliano Gioia