Plan para salvar a Piaggio

El P180 de Piaggio

El P180 de Piaggio

El directorio de la italiana Piaggio Aerospace aprobó un nuevo plan estratégico que abarcará los próximos cinco años para “asegurar la estabilidad financiera y operativa del negocio a largo plazo”.

El plan se basa en dos pilares principales: reestructuración financiera integral y “compromisos y desarrollos operacionales”. El primero incluirá una inyección de efectivo de U$D 342 millones provenientes de Mubadala Investment Company que serán un respaldo para saldar cuentas, especialmente la recompra de la deuda bancaria, la ampliación de capital y brindar algo de oxígeno en la caja.

En el lado operacional, hay cuatro elementos clave: un “mayor enfoque” en el modelo UAV Hammerhead MALE, cuyas primeras entregas se realizarán durante 2018; un fortalecimiento de la relación industrial existente con la compañía italiana de aeronáutica Leonardo, que abarca los sectores de defensa y seguridad; el desarrollo de una “nueva estrategia de producción y comercialización” para el turbohélice comercial P.180, “que incluye la evaluación de posibles oportunidades para socios” y, finalmente, la venta de los motores Piaggio y las actividades de MRO de aviación civil.

Piaggio confirmó que las “partes interesadas clave” respaldaron el plan, incluido el gobierno italiano y la Fuerza Aérea Italiana, junto con el único accionista de la empresa, el grupo Mubadala, con sede en Abu Dabi.

Renato Vaghi, director general de Piaggio Aerospace, comentó: “El plan industrial será transformador porque sienta las bases para ofrecer seguridad a largo plazo basada en nuestros programas principales, al tiempo que crea oportunidades de crecimiento en nuevas áreas de desarrollo”, y agregó: “Este plan es un logro combinado para Piaggio Aerospace y sus partes interesadas clave: nuestros empleados y representantes sindicales; nuestro accionista; nuestros socios estratégicos como Leonardo; el gobierno nacional y regional; y la Fuerza Aérea Italiana “.

Piaggio ha tenido una historia reciente difícil. En septiembre de 2015, Mubadala se convirtió en el 100 por ciento propietario de la empresa, pero esto sucedió unos 17 años después de que la empresa de los Emiratos Árabes Unidos encabezara un consorcio para rescatar al fabricante italiano de la quiebra.

Luego, el año pasado, se vio obligado a asegurarle al sector de la aviación comercial que todavía estaba comprometido con el turbohélice bimotor P180 Avanti, especialmente al haber lanzado la versión mejorada de Evo, después de que estableciera hace 17 meses que el enfoque principal de su nuevo plan industrial serían programas militares.

Las entregas de P.180 han disminuido gradualmente a un puñado al año, por lo que hubo preocupaciones sobre el apoyo. Esto se agravó después de que la compañía parecía indicar que estaba a punto de abandonar el sector aeroespacial civil. El último plan indica la desinversión de los restantes motores y negocios de MRO de la compañía, mientras que esta vez apoya un enfoque renovado en la producción y soporte de Avanti.

Fuente: AIN/Ian Sheppard

Última Edición

Edición 221