Ryanair mejora política laboral      

imagesRyanair incrementaría en un 20% los sueldos de sus pilotos y técnicos para lo cual destinaría unos 100 millones de euros más al año a sus costos laborales.

La compañía busca ser más competitiva al aumentar por encima del 20% los salarios, y mejorar las perspectivas de carrera de sus empleados. El objetivo claro de la aerolínea, luego de soportar una crisis por la renuncia de pilotos y técnicos, es que el personal perciba el respaldo de una mayor seguridad laboral que la ofrecida por cualquier interesado en su fuerza laboral.

En palabras de Michael O’Leary, consejero delegado y CEO de Ryanair, la compañía va a invertir tanto tiempo, recursos y capital humano como haga falta para garantizar que no vuelva a ocurrir una crisis como la que se desató hace unas semanas cuando Norwegian tentó con éxito a sus profesionales. Además, al suplir esta debilidad, la aerolínea busca posicionarse para ser la natural destinataria de un mercado de casi 60 millones de pasajeros que dejarían de volar por Monarch, Alitalia y Air Berlín, empresas europeas quebradas o en crisis terminales.

Ryanair facturó un 7% más en la primera mitad de su ejercicio anual alcanzando los 4.425 millones de euros y la cantidad de pasajeros transportados aumentó en un 11% hasta llegar a los 72,1 millones de viajeros, frente a los 64,8 millones que viajaron en la aerolínea en igual período de 2016. En el ejercicio que cierra el 30 de septiembre Ryanair tuvo un beneficio operativo, antes de impuestos e intereses de deuda, de 1.476 millones de euros, un 9 por ciento más interanual. Comparada con la amenazante Norwegian que obsesiona a O’Leary por haber provocado la renuncia de cientos de pilotos y técnicos, la compañía irlandesa parece más sólida, aunque los números merecen un análisis más detallado que tenga en cuentas la expansión de las compañías y las consiguientes inversiones que, en el caso de Norwegian, consideran brindar servicios tipo low cost intercontinentales y en otras regiones, como por ejemplo, la Argentina.


Última Edición

Edición 219