Australia vuelve atrás y desoye a OACI

La Autoridad de Seguridad Aérea Civil de Australia, propone eliminar el reciente requisito de incluir instrucción básica de vuelo instrumental (BIFT) para obtener tanto la licencia inicial de helicóptero privado como la comercial. El requisito de BIFT se agregó cuando la Parte 61 del CAA del país se modificó para alinearse con las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Sin embargo, como medida provisional, el entrenamiento básico de vuelo en helicóptero sin BIFT continúa bajo regulaciones transitorias que terminan el 31 de agosto de 2018.

“Si bien hay una tendencia a más operaciones IFR, el sector continúa siendo dominado por pequeños helicópteros Robinson que realizan operaciones VFR”, dijeron los funcionarios. “Los Robinson R22 y R44 constituyen aproximadamente la mitad de la flota de helicópteros, y la mayoría carecen de los instrumentos necesarios para BIFT”. Además, la mayoría de los aviones de entrenamiento no están actualmente equipados para el entrenamiento de vuelo por instrumentos. La experiencia obligatoria en la capacitación con instrumentos incurriría en “costos significativos y sanciones operativas”, afirmaron. Además, la cantidad de dispositivos de entrenamiento de simulación de vuelo FSTD (Flight Simulation Training Device) está aumentando, lo que ampliará la oportunidad futura de capacitación basada en FSTD, incluido BIFT”, señalan las autoridades.

La propuesta cuenta con el apoyo total de la Asociación Australiana de la Industria de Helicópteros y los operadores de entrenamiento de helicópteros. La industria de helicópteros ha indicado que la emisión de una licencia con una observación que indique el incumplimiento de las normas de la OACI sería aceptable. Los comentarios sobre la propuesta vencen el 3 de diciembre.


Última Edición

Edición 220